Clima en la Ciudad de México:    14°

SÍGUENOS EN:



Piden analizar con más detalle propuesta de cambiar nombre de México

237 visitas

 

José Franco, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), aseveró que la propuesta del Ejecutivo federal de modificar la constitución para sustituir el nombre de Estados Unidos Mexicanos por el de México suena interesante, aunque se desconocen las consecuencias de una medida de esa naturaleza.

Entrevistado vía telefónica a San Luis Potosí, donde asiste a una reunión de delegados de Consejos Estatales de Ciencia y Tecnología, el ex director del Instituto de Astronomía de la UNAM consideró necesario analizar el planteamiento con más detalle.

Debe ser así, explicó, "porque en nuestras actas de nacimiento aparece que nuestro lugar de origen es los Estados Unidos Mexicanos y si le cambiamos el nombre quizá ya nacimos en otra nación".

Franco dijo desconocer cuáles son las implicaciones de hacer un cambio de esa naturaleza, porque el nombre aparece en una cantidad infinita de documentos oficiales nacionales e internacionales.

"Entonces yo veo que sí es una propuesta interesante, pero habrá de meditar cuáles son las consecuencias antes de tomar una decisión así", expuso el científico.

Sobre si consideraba equivocado o no el hecho de que el presidente de la República enviara un decreto de ese tipo a unos días de terminada su gestión al frente del país, indicó: "no tengo opinión. No sé si haya una intención o no. Eso sí no lo puedo yo visualizar".

Sin embargo señaló que los asuntos de ese tipo "al momento que se plantean, ya sea al principio, a mediados o a finales de un sexenio, son cuestiones que de todas maneras se tienen que meditar, porque no se pueden tomar las decisiones sobre las rodillas".

Indicó que la propuesta está sobre la mesa y "simplemente habrá que ver qué consecuencias hay y si es convincente para la nación".

Respecto al hecho de que símbolos nacionales como el Escudo hayan cambiado de forma en documentos oficiales, opinó que aunque esa es una cuestión de estilo, un país debe tener símbolos bien definidos porque, de lo contrario, "se corre el riesgo de que un gobierno lo haga en una dirección y otro en otra".

Desde su punto de vista, esas no deberían ser decisiones de gobierno, sino de Estado, en donde la ciudadanía deba de manifestar su parecer.

 

237 visitas