El Arco

Cocaína (manual de usuario), de Julián Herbert

Diferentes escenarios y circunstancias, pero la misma línea conductora para sus personajes, no importa si se encuentran dentro de una habitación o en el baño de un bar

En El Arco |

Alan Ulises Niniz

Son dieciséis relatos que se unen por una misma cosa, aquella que da nombre al libro, la que vuela la cabeza de los protagonistas, la que les anquilosa su ansiedad y los exprime una vez que su efecto pasa. Julian Herbert retrata varias historias en donde la cocaína es el punto en común.Diferentes escenarios y circunstancias, pero la misma línea conductora para sus personajes, no importa si se encuentran dentro de una habitación o en el baño de un bar. A todos los conecta esa fantasía de alivio que se apaga pronto, la risa que se hace llanto cuando llega la caída tras el vuelo frenético. La tristeza más sinsentido que se aferra a la memoria o, al menos, a ese momento en que la ausencia de droga es inevitable. Las ganas de nada ni siquiera de aquello que hace sonreír en una mañana cualquiera. El engaño que se sabe así, pero que se quiere que sea verdad. Todo esto ahí, en los relatos que Herbert escribe teniendo a la cocaína como el punto de encuentro, como el centro de todo. Tal vez como intencionada analogía a la naturaleza real de esta protagonista, definida por el autor con sentido del humor, pero también con la crudeza necesaria para comprender el día, el momento que los protagonistas quieren contarnos, entre la violencia de las calles y la que les provoca aquello que no pueden soltar. Con estos relatos, Herbert ganó el V Premio Nacional de Cuento Juan José Arreola, y suficientes méritos se encuentran entre cada una de las líneas de estas historias crueles, pero al mismo tiempo conmovedoras.

“Cocaína (manual de usuario)”, está editado por Debolsillo.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40