Ciudad MX

Gran Rueda, parte de la recuperación de Paseo de la Reforma

Con Línea 7 del Metrobús dejarán de circular los microbuses que congestionan la zona

La Gran Rueda CDMX que se propone instalar en la hondonada que colinda con el estacionamiento ubicado a un costado del Auditorio Nacional, será el gran mirador de la Ciudad de México y se sumará al rescate del espacio público, mejoramiento de la movilidad y construcción de la línea 7 del Metrobús que correrá de Indios Verdes a Periférico por Reforma.

En entrevista, la secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Patricia Mercado Castro, explicó que se trata de un proyecto de ganar-ganar, pues ganan los capitalinos al tener la oportunidad de conocer el Bosque de Chapultepec y sus alrededores a una altura de 60 metros, además de la recuperación integral de esta zona de la capital del país.

Señaló que el proyecto de la Rueda de la Ciudad de México es un atractivo que podría beneficiar a alrededor de 11 millones de personas que visitan anualmente la primera sección del Bosque de Chapultepec y se calcula que entre 10 o 20 por ciento de ellos, entre turistas nacionales, internacionales y capitalinos, podrán hacer uso de la rueda como un gran mirador.

Abundó que haber ganado la semana antepasada el estacionamiento del Bosque de Chapultepec de cinco mil metros cuadrados y capacidad para 800 automóviles, después de un litigio de varios años, permitió al Gobierno de la ciudad ofrecer al Consejo Rector Ciudadano un espacio llamado “La Hondonada”, que estaba abandonado y donde se puede colocar la rueda de la fortuna.

Mercado Castro recordó que en la hondonada, hace 13 años, se hizo un conjunto de pequeños espacios para comerciantes en vía pública que estaban en la primera sección de Chapultepec.

Sin embargo, nunca se usó y los comerciantes fueron ordenados en otros lugares, por lo que el Gobierno de la Ciudad de México propuso al Consejo Rector poner la rueda en este espacio, como una opción de recuperación de la zona.

“Además en mayo o junio de este año empieza la construcción de la línea 7 del Metrobús, que va de Indios Verdes hasta Periférico por Reforma, y entonces saldrán todos los microbuses y autobuses que hacen congestionamiento en este momento, sobre todo en la tarde en la zona del Metro Auditorio”, precisó.

Tras comentar que no necesariamente los cincó mil metros recién recuperados deben utilizarse como estacionamiento, abundó que la zona se podrá recuperar sin necesidad de cortar árboles del lugar, puesto que la rueda no necesita gran espacio, “incluso en otros países del mundo se quita y se pone en un lugar u otro por unos meses”.

La secretaria de Gobierno de la Ciudad de México destacó que para la instalación de la rueda, los inversionistas privados tendrían que elaborar una plataforma para montarla y no necesita de gran espacio, toda vez que no tendrá comercios alrededor, simplemente un espacio de espera.

Por tratarse de una inversión privada, dijo, el Gobierno de la Ciudad de México no destinará recursos y los inversionistas pagarán a la ciudad alrededor de 600 mil pesos mensuales de renta del espacio y aproximadamente ocho millones de pesos para contraprestación, mismos que serán invertidos en el Bosque de Chapultepec, en lo que el Fideicomiso y Consejo Rector determinen.

La funcionaria capitalina comentó que de acuerdo con encuentas realizadas sobre el tema, entre 70 y 80 por ciento de visitantes del Bosque de Chapultepec usa el Metro, bicicleta, transporte público o caminan para llegar a este espacio, y la mayoría de los visitantes están de acuerdo con la rueda de la fortuna.

Agregó que el Consejo Rector también ve con buenos ojos la instalación de la rueda en la Hondonada, incluso las autoridades del Auditorio Nacional celebraron la recuperación del estacionamiento cercano a este centro de espectáculos, y las autoridades de los institutos nacionales de Bellas Artes (INBA), y de Antropología e Historia, dieron el visto bueno.

El INBA dijo que hay que estar acompañados por esta institución para que en el caso de alguna excavación, estén al pendiente de no dañar cualquier situación arqueológica , sin embargo, no se prevén excavaciones sino una plataforma.

Destacó que según estudios hechos por la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) se calcula que usarán y arribarán a la rueda mirador entre mil y mil 500 personas en fin de semana, y 100 y 150 personas al día, y la mayoría lo harán en transporte público, por lo que no se prevé un problema de saturación de automóviles en la zona.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40