Ciudad MX

Favorecen ciertas especies de pescado a personas con problemas renales

Existen más de cien especies comestibles de pescado que aportan proteína de alto valor biológico

Existen más de cien especies comestibles de pescado que aportan proteína de alto valor biológico, sin embargo las personas con problemas renales no pueden ingerir cualquier ejemplar.

De acuerdo con un comunicado de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), el consumo de pescado contiene todos los aminoácidos esenciales y es fuente de vitaminas, como A y D, y minerales, tales como fósforo, magnesio, selenio, y yodo en el caso del pescado de mar.

Sin embargo, la investigadora del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, María Isabel Castro González dijo que la composición química y propiedades nutricionales de la parte comestible del pescado (músculo) varían dependiendo de factores bióticos y abióticos.

La especialista detalló que los factores bióticos son la especie, la edad, el estado fisiológico, la zona y época de colecta; y los principales aspectos abióticos son las técnicas de captura, de conservación, procesos tecnológicos como salados, enlatado, por mencionar algunos.

Dichos factores intervienen para determinar el pescado que deben ingerir los pacientes con problemas renales, por lo que las especies deben tener alto contenido de ácidos grasos n-3, concentración de proteína y fósforo, especificó.

La especialista dijo que pueden ser albacora, besugo, cabrilla, carpa, cintilla, golondrina, gurrubata, lairón, lengua, lenguado, lucero, merluza, mojarra de Nayarit, mojarra rayada, nopal, palometa, pámpano, pargo mulato, pinto, piña, rubia, salmón chileno, sardina, tolete y vela.

“Existen dos consideraciones muy importantes a tomar en cuenta con la inclusión de pescados en la dieta renal. La primera y más importante, es que ésta debe ser recomendada por el médico o nutriólogo, y la otra radica en la manera en que ese pescado se prepare para su consumo”, mencionó.

Desde año 2009, la investigadora ha estudiado las especies de pescado marino comestible, básicamente de las costas del Golfo de México y Océano Pacífico, con el objetivo de seleccionar, por sus nutrimentos benéficos y limitantes, aquellas especies de pescado susceptibles de inclusión en la dieta de pacientes renales.

“Este proyecto incluyó la selección de las especies por su precio y disponibilidad, los ensayos analíticos para el perfil de ácidos grasos, proteína, aminoácidos, fósforo, calcio, potasio”, sostuvo.

“La relación entre sus nutrimentos y su valoración dentro de los niveles permitidos en diferentes patologías renales y su selección como especies potenciales”, comentó.

Lo anterior es de suma importancia, ya que las enfermedades renales se tratan a nivel hospitalario de dos formas: tratamiento médico y manejo nutricional, apuntó.

Añadió que debido a que las enfermedades renales son diversas, el manejo nutricional tiene que ser diferente, de acuerdo con las condiciones físicas y niveles de los indicadores clínicos en cada paciente.

En algunas etapas de la enfermedad renal, los tratamientos nutricionales incluyen recomendaciones dietéticas con un consumo restringido de fósforo, potasio y proteína de alto valor biológico, la cual casi siempre incluye al pollo como alimento permitido, señaló.

A pesar de que la proteína de los pescados contiene un valor biológico mayor que la del pollo, se sabe que la mayoría de las especies de pescado contiene elevadas cantidades de fósforo, precisó.

Castro González recomendó que para esta temporada cualquier pescado de origen marino al que el consumidor tenga acceso, ya sea por disponibilidad, precio o sabor.

“Hago hincapié en el origen marino porque así aseguramos la proteína de alto valor biológico y la presencia de ácidos grasos EPA y DHA. En términos generales, recomiendo consumir pescados mexicanos marinos o de cuerpos de agua dulce, no de cultivo”, puntualizó.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40