Ciudad MX

Politécnicos obtienen patente de sustancia antiepiléptica

Esto sería una buena opción económica, dicen los expertos

Un grupo de especialistas del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) y de la Universidad de la Plata, en Argentina, obtuvieron una patente internacional para desarrollar un neuroprotector que controle las crisis en pacientes con epilepsia.

Este nuevo desarrollo utiliza el propilparabeno (sustancia natural proveniente de plantas), el cual ya fue aprobado en animales y se espera transferir a una farmacéutica para que realice los estudios clínicos y se comercialice, indicó en un comunicado el Cinvestav.

El propilparabeno es una sustancia que se emplea a bajas concentraciones como conservador en la industria cosmética, alimenticia y farmacéutica, explicó Luisa Lilia Rocha Arrieta, una de las desarrolladoras de la patente.

Los investigadores de la Universidad de la Plata realizaron un análisis computacional de la sustancia para identificar otros usos potenciales y encontraron que sus características podrían funcionar como una sustancia anticonvulsivante, dijo Rocha Arrieta.

Los especialistas del Cinvestav, centro que pertenece al Instituto Politécnico Nacional (IPN), realizaron evaluaciones en animales y detectaron que el propilparabeno también induce efectos neuroprotectores en sujetos expuestos a crisis convulsivas prolongadas.

La dosis adecuada de la sustancia, que es mucho menor a la que induce efectos tóxicos, es eficaz como neuroprotector y tiene un alto margen de seguridad para su uso, resaltó la especialista.

La investigadora explicó que lograron comprobar los efectos neuroprotectores del propilparabeno en ratas que habían tenido estado epiléptico, al detectar que sus neuronas no presentaron el daño inducido por dicho evento.

“Hicimos un estudio dosis-respuesta donde identificamos la cantidad mínima necesaria para disminuir ciertos componentes del estado epiléptico, y esa fue la que utilizamos como neuroprotectora, que finalmente no es una dosis alta para inducir efectos tóxicos”, detalló.

Rocha Arrieta abundó que la idea es complementarlo con otros fármacos para aumentar el efecto antiepiléptico, ya que al combinarse es posible potenciar el resultado neuroprotector.

La ventaja de emplear el propilparabeno como neuroprotector es que se trata de una opción económica que puede ser empleada sobre todo en países con economías emergentes, como es el caso de México, dijo la especialista.

La investigadora mencionó que es importante seguir con la investigación de la epilepsia, pues en México afecta a dos por ciento de la población y aún la sociedad tiene estigmatizada esta enfermedad.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40