Ciudad MX

Estudian método para degradar plásticos con bacterias

Con el objetivo de encontrar una manera sustentable para su tratamiento basada en microorganismos

Una especialista del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrolla una investigación para aislar bacterias que degradan los plásticos PET, con el objetivo de encontrar una manera sustentable para su tratamiento basada en microorganismos.

En una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la ingeniera ambiental de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería, Campus Zacatecas del IPN, Angélica Abigail Ambriz Luna, dijo que primero estudio el ácido tereftálico (C8H6O4).

Esto, debido a que es uno de los compuestos que dificultan en su mayoría la degradación del plástico que se usa en los envases de bebidas y textiles, el tereftalato de polietileno (ñC10H8O4]n), mejor conocido como PET.

“El ácido tereftálico es el compuesto mayoritario y causante de más problema en los recipientes de PET. Es por eso que si tiras una botella de PET al suelo tarda más de mil años en degradarse por este compuesto que tiene un anillo aromático, por lo que las bacterias tardan mucho primero en romperlo y después en consumirlo”, indicó la investigadora.

La especialista detalló que la investigación se dividió en tres partes: la primera consistió en el aislamiento al 100 por ciento de la bacteria, la cual pertenece a un género poco estudiado llamado Dietzia.

“Se demostró que la bacteria Dietzia tiene efectos sobre la degradación de compuestos aromáticos, como el ácido tereftálico. Fueron realizadas pruebas con excremento de burro, borrego y caballo; solamente en el caballo se encontró la reportada”, indicó la investigadora.

Después de la obtención del conjunto de bacterias se depuró la muestra hasta alcanzar la bacteria del género Dietzia aislada, está se identificó de manera genética para comprobar que se trataba del género correcto.

Una vez identificada, se sometió a un medio de cultivo cuya única fuente de carbono y energía era el ácido tereftálico puro. Después de varias pruebas, en un lapso de seis días y 20 horas, creció 80 por ciento y con una capacidad de degradación del compuesto de 43.5 y 42.1 por ciento.

“Una vez que comprobamos que el microorganismo sí consumía el ácido tereftálico, se buscó una estrategia para aumentar la concentración que degradaba”, dijo la investigadora.

Entonces se sometió a otra prueba inoculando de manera previa el microorganismo en un medio con una fuente de carbono y energía más simple como lo es el citrato de sodio (Na3C6H5O7) en un caldo nutritivo, pero la concentración se conservó en el mismo nivel, entonces se observó que hay otras vías con las que se puede trabajar, añadió.

El resultado de esta investigación es terminar de estandarizar los parámetros básicos de crecimiento de degradación del PET y una vez que se tengan los parámetros óptimos, diseñar un biorreactor.

“Por el momento estamos a la espera de desarrollar todas estas opciones, ya que es una investigación que tiene muchísimo futuro. Si lográramos la degradación del plástico a un nivel industrial, además de la función medioambiental, el estado de Zacatecas generaría una fuente de empleo e ingreso bastante considerable”, resaltó.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40