Ciudad MX

Compartir

Prevén disminución de tortura con nuevo Sistema de Justicia Penal

El beneficio del nuevo sistema es que la persona no tenga que demostrar su inocencia, sino al contrario, la autoridad deberá demostrar su culpa.

El Sistema de Justicia Penal Acusatorio traería consigo una disminución en los casos de tortura, si bien pasarán varios años antes de que alcance su plena vigencia, dijo la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos capitalina, Perla Gómez Gallardo.

Entrevistada luego de inaugurar el foro Avances y Retos en la Implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal en la Ciudad de México, anticipó que el nuevo método tendrá “un periodo de ajustes” de al menos tres meses.

Consideró que este sistema entrará en vigor y luego probablemente vendrá un periodo de ajustes, en el cual coexistirá con procesos que vienen todavía del sistema penal actual, que pueden tardar años en resolverse.

Esto significa que se verán al mismo tiempo muchos procesos que se lleven con el sistema actual y se resuelvan con sus reglas, al tiempo de otros emprendidos con el sistema acusatorio que se resolverán en plazos más breves.

Sin embargo, Gómez Gallardo opinó que jueces, abogados, ministerios públicos, académicos y público en general tendrán que cambiar sus paradigmas, pues se trata de una lógica totalmente opuesta a la actual.

El beneficio del nuevo sistema es que la persona no tenga que demostrar su inocencia, sino al contrario, la autoridad deberá demostrar su culpa.De ahí que la confesional dejará de ser “la reina de las pruebas”.

Debido a ello, es de suponerse que disminuyan drásticamente las quejas por tortura –y otras violaciones a los derechos humanos–, pues ya no tendrá sentido para las autoridades obtener una confesión, habida cuenta de que el sistema prevé cancelar el proceso ante violaciones a derechos humanos.

No obstante, reconoció que la Procuraduría General de Justicia local tiene el gran reto de explicarle a la sociedad, e incluso a jueces y abogados acostumbrados de toda la vida al anterior sistema, cómo funciona el nuevo y qué esperar de él.

A 25 días de que venza el plazo constitucional para su plena vigencia, en la Ciudad de México se aplica parcialmente y, por lo tanto, es de preverse que en los primeros tres meses, por las quejas que presumiblemente se recibirán en la CDHDF, se evalúen mejor los riesgos de aplicación.

Hasta ahora, el sistema ha servido para evitar que culpables de delitos menores pisen la cárcel, sin que eso implique dejarlos impunes, lo cual puede ser un camino para mejorar la convivencia social.

Utilizando como ejemplo la detención de una persona acusada de robar 21 pesos en un supermercado, señaló que ahí se pueden encontrar, con la aplicación del nuevo Sistema Penal Acusatorio, formas de resolver el conflicto garantizando la reinserción social, con proporcionalidad en las penas.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40