Ciudad MX

Compartir

Politécnicos usan espirulina contra las complicaciones del daño renal

IPN comprobó en roedores que el uso de nutracéuticos como el alga espirulina maxima puede retrasar las complicaciones ocasionadas por el daño renal crónico

Un grupo de científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) comprobó en roedores que el uso de nutracéuticos como el alga espirulina maxima puede retrasar las complicaciones ocasionadas por el daño renal crónico.

Los especialistas de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas descubrieron que la alga espirulina posee componentes para prevenir alteraciones cardiovasculares, que son ocasionadas por la enfermedad renal crónica.

El daño renal crónico afecta los riñones de tal modo que estos no pueden filtrar la sangre de manera adecuada y, para evitar el avance de la enfermedad, son usados fármacos que causan daños secundarios, precisaron en un comunicado.

Por ello, los especialistas del departamento de Fisiología proponen el uso de nutracéuticos como espirulina maxima, un alga rica en la C-ficocianina que puede tener un efecto sinérgico con el fármaco prescrito para retrasar el daño y disminuir su gravedad.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, más de 7.5 millones de personas sufren de este padecimiento, es decir, el siete por ciento de la población mexicana.

Conscientes de la magnitud de la patología y sus complicaciones para la salud pública, los expertos del IPN estudian los mecanismos moleculares de la C-ficocianina para dilucidar la manera en que brinda protección.

Para cultivar y evaluar las propiedades de la espirulina máxima, los investigadores construyeron fotobiorreactores y cada semana filtran la biomasa, la someten a ciclos de congelación-descongelación y la centrifugan para romperla y obtener la fracción rica en proteínas.

Indicaron que usaron dos grupos de ratas con daño renal crónico para estudiar los efectos del compuesto. El primer grupo de animales careció de tratamiento y después de seis semanas presentaron cardiomiopatía.

Mientras que el segundo mostro una disminución de 50 por ciento en las alteraciones porque se les administró C-ficocianina por vía intragástrica durante seis semanas y una vez al día.

Los científicos politécnicos consideran que la actividad antioxidante de dicha ficobiliproteína ofrece la propiedad protectora, pero requieren profundizar los estudios antes de iniciar la etapa clínica porque presumen que puede poseer efectos inmunomoduladores.

En este sentido, confiaron en que a largo plazo pueda contarse con un producto nutracéutico para reducir el número de decesos por complicación de la Enfermedad Renal Crónica que, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud, cada año ascienden a 60 mil personas.

En la investigación participan Vanessa Blas Valdivia, Rocío Ortiz Butrón, Margarita Franco Colín y Édgar Cano Europa, de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB).


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40