Ciudad MX

Compartir

Politécnicos construyen pequeño torno industrial

Estudiantes politécnicos diseñaron, construyeron y semiautomatizaron un torno pequeño con capacidad industrial

Ante la necesidad de conocer los sistemas mecánicos, eléctricos y electrónicos que componen una máquina de control numérico, estudiantes politécnicos diseñaron, construyeron y semiautomatizaron un torno pequeño con capacidad industrial.

Al contar con un diseño, construcción y programación innovadores, los alumnos del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos 2 “Miguel Bernard” iniciarán en breve el proceso de patente del prototipo, así como el registro de marca de su empresa.

El equipo de estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) está integrado por Yennifer Alejandra Gutiérrez Martínez, Carlos Alberto Romero Manzano, Arturo Marmolejo Hernández y Carlos Daniel Martínez Durán, bajo la asesoría del profesor Bruce Soto Hernández.

En un comunicado, Gutiérrez Martínez explicó que un torno es una máquina constituida por un eje y diversas herramientas que permiten el torneado de piezas cilíndricas mediante movimientos rotatorios controlados.

El prototipo desarrollado es capaz de realizar cortes longitudinales para reducir el diámetro de la pieza, desbastarla, realizar orificios y grabarle una textura, pero también tiene la opción de realizar cortes transversales de forma manual, todo de manera automatizada, añadió.

De inicio se pensó que podía utilizarse solo como prototipo didáctico, dadas sus dimensiones de un metro de largo, 30 centímetros de ancho y 35 de alto, y su peso de 60 kilos, considerablemente menores en comparación con los tornos industriales comerciales.

Sin embargo, la calidad de sus componentes, programación y maquinado de sus piezas conformaron una máquina que puede ser de gran utilidad para pequeñas y medianas empresas que producen ejes, bridas y rodillos con un máximo de dos pulgadas y un diámetro no mayor a media pulgada, indicó.

Los estudiantes de la carrera Técnico en Máquinas con Sistemas Automatizados explicaron que para iniciar el modelado cilíndrico, el prototipo denominado CYA-III cuenta con una llave de seguridad para activar el sistema y permitir el funcionamiento, previa selección de opciones de operación.

Estas son retorno al punto de inicio, desbaste y acabado o tronzado manual de tres diferentes materiales: aluminio, latón o nylamid, que es posible visualizar a través de un tacómetro digital.

El torno cuenta con seis velocidades que van de cuatro mil a 12 mil revoluciones por minuto, y aunque el software que utiliza es básico y con uso sencillo, no es posible obtener la programación porque el flujo de información se bloquea automáticamente cuando se trata de copiar directamente del microcontrolador.

Los jóvenes politécnicos consideraron que la industria manufacturera, automotriz y aeroespacial son las que llevan la pauta del desarrollo tecnológico a nivel mundial.

Añadieron que particularmente en México las pequeñas y medianas empresas están impulsando la economía nacional, por lo que resulta benéfico contribuir a su desarrollo con una máquina de este tipo, creada por mexicanos a costos muy por debajo de productos comerciales.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40