Cultura

“Seres imaginarios” evocan sueños en Casa Lamm

Visitada por ya por unas 400 personas, la muestra “Seres imaginarios”, del artista plástico Javier Cruz, que evoca personajes que viven en un mundo onírico, se mantiene abierta en la Galería Planta Alta y Espacio Visual del Centro Cultural Casa Lamm, en esta ciudad.

Visitada por ya por unas 400 personas, la muestra “Seres imaginarios”, del artista plástico Javier Cruz, que evoca personajes que viven en un mundo onírico, se mantiene abierta en la Galería Planta Alta y Espacio Visual del Centro Cultural Casa Lamm, en esta ciudad. La muestra, que formó parte de la edición XV del corredor cultural Roma-Condesa, está conformada por 18 obras de gran formato que se llevan de la mano con el legado que dejara el autor argentino Jorge Luis Borges (1899-1986).

De acuerdo con información de dicho espacio cultural, de la colonia Roma, Cruz se inclina por lo figurativo y le apasiona abordar a diferentes personalidades de la literatura como Borges, porque este escritor utilizó muchos elementos que también a él siempre le han preocupado y uno de ellos fue el concepto de desdobles.

“Se trata de la repetición de la imagen, la realidad es realidad que aparentemente es una y ésto nos lleva también al juego de los espejos y al pensar que uno es, uno vive dentro de otro ser, que a la vez es soñado y a la vez ese mismo ha soñado por otro, que no existe, es un poco ese juego entre la realidad y la irrealidad”, aseveró.

También en la muestra se puede apreciar una clara evocación por personajes que habitan el imaginario de un mundo de sueños y locura, en donde se multiplican las figuras hasta el infinito, obligando al potencial espectador a estar muy atento para descubrir espacios, texturas, colores y entonces poder recrear así sus propios cuadros.

Dueño de una técnica que ha ido depurando a través de los años en su arduo trabajo, Javier Cruz ofrece una visión muy personal de esta realidad que siempre es parcial, donde lo esencial queda sugerido con la bipolaridad de indefinición y exactitud.

El silencio y el grito, la forma y el fondo, transparencia y opacidad, todas se complementan para enriquecer el espacio pictórico del expositor en turno, destaca la muestra.

La exposición del artista, que radica en Cuernavaca, Morelos, está formada por 18 cuadros, trabajados en los últimos dos años, cuyas dimensiones van de 120 por 140 centímetros, hasta 200 por 300 centímetros, bajo la técnica del óleo y arenas sílicas sobre lino.

La exposición, abierta desde el 11 de noviembre, permanecerá hasta el 6 de enero en la Galería Planta Alta y Espacio Visual, del Centro de Cultura Casa Lamm.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40