Cultura

La cocina mexicana es aprendizaje para el mejor restaurante del mundo

La experiencia de cocinar en México fue “un reto y aprendizaje” que enriqueció su proceso gastronómico

Josep Roca, sumiller del restaurante considerado el mejor restaurante del mundo El Celler de Can Roca, recordó hoy aquí que la experiencia de cocinar en México fue “un reto y aprendizaje” que enriqueció su proceso gastronómico.

El especialista y catador de vinos presentó el libro “Cocinando un tributo”, de la periodista María Canabal y el fotógrafo Joan Pujol Creus, que resume la primera gira organizada por el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) y El Celler de Can Roca por Estados Unidos, México, Colombia y Perú en 2014.

En verano de 2014, el restaurante ubicado en la provincia de Girona, en el noreste de España, cerró sus puertas y en un proyecto con el BBVA se llevó a su equipo de 40 personas a ciudades de los cuatro países, y desarrollar una propuesta de cómo serían allí, con los ingredientes locales.

“En este viaje teníamos claro que íbamos no a dar lecciones, sino a escuchar desde los cocineros gourmet, pero también la gente de los mercados, los que comen allí. Es sentirse ignorante ante lo que es ese tipo de cocinas”, recalcó.

Roca precisó que en el caso de México, el equipo trabajó de cara “a la cocina más variada que hay, y fue un reto el acercamiento a todo esto, a los alimentos prehispánicos y bebidas como el tequila y el mezcal, saber cómo lo trabajan los colegas allí”.

“Es una experiencia de ver, oler, probar, tocar los productos allí, ver cómo se produce el mezcal en todo su proceso ha hecho que ya sea una bebida nuestra en El Celler de Can Roca”, abundó.

El experto destacó que además en sus trabajos en la Ciudad de México y en la norteña ciudad mexicana de Monterrey recuerda los postres de su hermano Jordi con vainilla, o incorporar el pulque como bebida entre comensales que no la habían probado.

Roca explicó que el libro se llama “Cocinando un tributo” por el agradecimiento que son los productos alimenticios y las cocinas del continente americano y vistos en este viaje, como es conocer la producción de 400 variedades de papa o 500 de chiles.

Recordó el caso de Colombia, “que tiene casi una fruta para cada día”, algo que al igual que tantas variedades de papa y chile es algo desconocido en España.

En 2015, los hermanos Roca: Joan (en la cocina), Josep y Jordi en los postres, viajaron también con BBVA a Estados Unidos, Argentina y Turquía, y en 2016 preparan un viaje que incluiría Chile, ciudades de Estados Unidos que no han visitado y algún país europeo.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40