Cultura

Arqueólogos del INAH analizan grafitis realizados en el siglo XVI

El libro "Grafitis novohispanos de Tepeapulco, siglo XVI" se ha convertido en un referente de consulta sobre el estudio de dichas manifestaciones

Los arqueólogos Pascual Tinoco Quesnel y Elías Rodríguez Vázquez, destacaron que el libro "Grafitis novohispanos de Tepeapulco, siglo XVI" se ha convertido en un referente de consulta sobre el estudio de dichas manifestaciones.

A nueve años de haberse editado, el libro reúne el análisis de los grafitis realizados en el siglo XVI, en el Ex Convento de San Francisco de Asís, en Tepeapulco, Hidalgo, con lo que se hace una reconstrucción histórico-arqueológica de este municipio.

Además, informó en un comunicado el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), es punto de partida de una investigación más amplia en torno a esta expresión plástica mexicana en diferentes épocas y cómo ha evolucionado.

Los grafiteros de la época plasmaron escenas de la vida cotidiana en distintos sitios de ese conjunto conventual, que alberga el templo de San Hipólito, lugar donde fray Bernardino de Sahagún inició la redacción de su obra "Historia General de las Cosas de la Nueva España (1558-1561).

Durante su participación en el ciclo de conferencias "Historia y patrimonio del México colonial. Un enfoque regional", realizado en la Dirección de Estudios Históricos, los investigadores explicaron que el confesionario de la iglesia, las bóvedas o el huerto conservan vestigios de estos trazos realizados por autores anónimos.

Uno de ellos es la celebración de Corpus Christi, que se realizó por vez primera en la Nueva España el 11 de agosto de 1529, con figuras de vírgenes, diablos, el ritual del palo volador, castillos pirotécnicos, soldados con pantalones bombachos, espadas o armadura, así como caballos con jinetes y fiestas taurinas.

También hay algunas imágenes de pirámides y del dios Tláloc, y otros trazos muestran caminos, perros, estrellas, soles y sirenas, éstas últimas aluden al vínculo que la región sostenía con el Lago de Tecocomulco, de los últimos de la Cuenca de México, y cercano a Tepeapulco.

Asimismo, los arqueólogos estudian el concepto de grafiti y la geografía histórica de la región de Tepeapulco y los pueblos cercanos, así como los estilos arquitectónicos (romántico, mozárabe y plateresco) en los cuales se manifestó la influencia gótica del Viejo Mundo y la tauromaquia, presente en los trazos del ex convento.

Elías Rodríguez destacó que dichos trazos han sido una expresión cultural de los pueblos y prevalecen más en los edificios medievales de España, en sitios romanos y de Oriente Medio.

"En México hay trazos de grafitis que datan de 1847 durante la invasión estadounidense al Castillo de Chapultepec, realizados por los cadetes del Colegio Militar, así como algunos hechos por los soldados de Francisco Villa, por mencionar algunos", concluyó.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40