Cultura

Exhiben “El Quijote” de Salvador Dalí en el Museo Franz Mayer

Se trata de una obra poco convencional realizada por el controversial, irreverente, delirante y vanguardista artista

Con la exhibición de una litografía sobre “El Quijote”, el Museo Franz Mayer, de esta capital, recuerda al pintor español Salvador Dalí, a 27 años de su muerte, ocurrida el 23 de enero de 1989.

Se trata de una obra poco convencional realizada por el controversial, irreverente, delirante y vanguardista artista, en la que se puede apreciar en un primer plano al “Ingenioso Hidalgo” contemplando a lo que parece ser La Mancha, detalla en la página oficial del Museo Franz Mayer.

El recinto eligió esta obra como su pieza del mes, por lo que el público podrá apreciar la litografía que forma parte de la edición parisina “Don Quichotte” de Joseph Foret publicada en 1957, en la que el artista buscó ilustrar con manchas el camino de aventuras por recorrer por el “Ingenioso Hidalgo”.

Salvador Felipe Jacinto Dalí i Domènech nació el 11 de mayo del 1904, en Figueres, Girona, Cataluña, España, en el seno de una familia liderada por Felipa Domènech Ferrés y Salvador Dalí Cusí, quien se desempeñaba como notario y poseía una posición de influencia política y social.

A los cuatro años, el pequeño Salvador inició su formación académica en la Escuela Pública en Figueroa, no obstante mostró aversión desde los primeros años de estudio, por lo que su padre lo envió a una escuela privada cuyas clases eran en francés, idioma que adoptó para expresarse profesionalmente, aunque también dominó el catalán y el español.

En los veranos, la familia se trasladaba al pueblo costero de Cadaqués, donde Salvador pintaba y conoció al artista impresionista Ramón Pichot (1871-1925), con quien estudió arte, señala la biografía del pintor surrealista disponible en el sitio electrónico “philamuseum.org”.

Posteriormente, Pichot convenció al padre de Dalí de que le permitirá ingresar a la a Academia de Arte de San Fernando en Madrid, donde pudo desarrollar su propuesta artística y conoció a Federico García Lorca (1898-1936) y Luis Buñuel (1900-1983), con quienes años después colaboró.

En esos años, el joven artista experimentó con varios estilos de pintura de la vanguardia, principalmente con el Cubismo, el Futurismo y el Purismo, que aprendió a través de reproducciones en los diarios de arte.

No obstante, su estancia en la academia fue corta, pues al año siguiente fue expulsado por encabezar una protesta estudiantil contra la no concesión al pintor Daniel Vázquez Díaz (1882-1969), por lo que tuvo que regresar a su tierra natal, donde fue instruido en grabado por Juan Núñez.

Sus primeras obras las mostró en galerías de Barcelona y Madrid y en 1926 viajó a París, Francia, ciudad en la que conoció a Pablo Picasso (1881-1973).

Ingresó a la Escuela de Bellas Artes de Madrid, pero nuevamente fue expulsado y tuvo que volver a Figueres, donde se dedicó a la pintura.

De acuerdo con los datos del artista publicados en el sitio web “salvador-dali.org”, en 1927 Dalí continuó exhibiendo en Barcelona y en Madrid, en esa época mostró las primeras influencias claras del surrealismo, además inició sus colaboraciones en la revista vanguardista “L’Amic de les Arts”.

Tiempo después regresó a Paris, donde gracias a Joan Miró (1893-1983) entró en contacto con los surrealistas, grupo encabezado por André Breton (1896-1966); en esos años participó con Buñuel en la creación de “Un perro andaluz”.

En el ámbito personal, el artista español conoció a Elena Ivanovna Diakonova, mejor conocida como “Gala”, quien se convirtió en su musa y en su esposa en 1934.

A principios de la década de los 30, encontró su estilo, su particular lenguaje y forma de expresión que le acompañaron siempre. Dalí se integró completamente en el surrealismo y empezó su consagración como pintor.

En los siguientes años, exhibió sus obras surrealistas en países como: Estados Unidos, Francia y Londres, y colaboró con libreto, el vestuario y los decorados del ballet “Bacchanale”, estrenado en el Metropolitan Opera House de Nueva York.

El artículo de Breton “Tendencias más recientes de la pintura surrealista” supuso la expulsión de Dalí del grupo surrealista y en 1940 decidió trasladarse a Estados Unidos, donde radicó por ocho años.

En territorio estadounidense, el artista participó en la creación de diversos ballets, trabajó con Alfred Hitchcock (1899-1980) en la película “Recuerda”, ilustró diversos libros y continúo exhibiendo su obra en los principales museos de ese país.

De regresó a España continuó con su actividad artística y escribió para las revistas “Arts”, “Le Courrier des lettres” y “Connaissance des Arts”, además realizó diversos trabajos de ilustración de importantes obras, tales como “La verdadera historia de Lidia”, de Cadaqués de Eugeni d’Ors.

En los siguientes años, su obra fue motivo de retrospectivas y el artistas recibió diversos galardones, además varios recintos tomaron su nombre, ejemplo de ello es el Museo Dalí en Cleveland (Ohio) y Teatro-Museo Dalí de Figueres.

La vida del polémico artista surrealista Salvador Dalí terminó el 23 de enero de 1989, a los 84 años de edad.

Ese año fue recordado con la gran retrospectiva “Salvador Dalí, 1904-1989” en la Staatsgallerie de Stuttgart, que posteriormente se exhibió en la Kunsthaus de Zúrich, Suiza.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40