Cultura

Supo escritor J.D. Salinger reflejar la hipocresía del mundo adulto

Su carrera literaria empezó en 1940, con la publicación de relatos y piezas teatrales en diversas revistas de su país

Creador de la famosa novela “El guardián entre el centeno”, que fuera traducida a diferentes idiomas y aclamada por la crítica, el escritor estadounidense J.D. Salinger es recordado a seis años de su fallecimiento, ocurrido el 27 de enero de 2010 en New Hampshire, Estados Unidos.

Jerome David Salinger nació en Nueva York el 1 de enero de 1919 y fue hijo de un judío y una cristiana, que acudió durante a su infancia a escuelas públicas de su ciudad y en su adolescencia a una academia militar.

De acuerdo con datos biográficos difundidos por la Enciclopedia Británica, su carrera literaria empezó en 1940, con la publicación de relatos y piezas teatrales en diversas revistas de su país. En 1942 se unió al ejército y participó en varios encuentros bélicos, entre ellos el desembarco de Normandía.

Fue precisamente durante esa época cuando escribió su obra más aclamada “El guardián entre el centeno” (1951), texto que está escrito con ironía y muestra el punto de vista de Holden Caulfield, un adolescente que se enfrenta a la hipocresía del mundo adulto; personaje que refleja a la juventud americana y ha contribuído a modelarla.

Posterior a esa obra, el autor estadounidense publicó los relatos “Fanny y Zooey” (1961); ”Levantad, carpinteros, la viga del tejado” (1963); y “Seymour: una introducción” (1963), que escribió en una granja un tanto aislada en donde vivió junto con su esposa y sus hijos, señala una biografía publicada en la página “biografiasyvidas.com”.

Salinger dio a conocer una serie de relatos que reunió en el libro “Nueve cuentos”, también con buena aceptación, de entre los cuales destaca "Un día perfecto para el pez banana", donde el personaje central se mata por un exceso de felicidad, o "Para Esmé, con amor y escualidez".

En éstos, el escritor recrea una cotidianidad norteamericana rodeada de atmósferas extrañas, en las cuales participan suicidas y personajes atormentados o trágicamente felices.

Fue en 1965 cuando el semanario “The New Yorker” publicó su última narración, “Hapworth 16, 1924”, reeditada como volumen independiente en 1996.

David Salinger fue un personaje misterioso, distante con los medios de comunicación, y del que apenas se conocen imágenes.

Sólo concedió una entrevista, en 1974 a “The New York Times” y por vía telefónica, para defender su vida privada.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40