Cultura

Desembarca en Roma el “Viacrucis” de Fernando Botero

Integrada por 27 óleos y 36 dibujos, la exposición permanecerá abierta hasta el próximo 1 de mayo

La muestra “Viacrucis. La pasión de Cristo”, en la que el pintor colombiano Fernando Botero ofrece una reflexión sobre el drama de la pasión y muerte de Jesucristo, desembarcó en la capital italiana tras viajar por Nueva York, Lisboa y Panamá.

Integrada por 27 óleos y 36 dibujos, la exposición permanecerá abierta hasta el próximo 1 de mayoen el Palacio de las Exposiciones de Roma.

Se trata de una colección en la que el pintor incursiona por primera vez en el drama y por esa razón su trabajo puede ser considerado como un nuevo camino, explicó el crítico de arte, Conrado Uribe, autor de un ensayo preparado en ocasión de la exhibición.

Dijo que en la muestra la continuidad de lo antiguo es acompañada por las transformaciones que enriquecen y potencian las obras y su interpretación, lo que representa un cambio importante en la carrera del pintor y escultor colombiano.

Los cuadros fueron donados por el artista al museo de Antioquia con motivo del festejo de sus 80 años de edad en 2012 y una de sus características principales, además de las clásicas figuras con sobrepeso, es el uso del color.

“A través del color Botero, que es ante todo un pintor, logra dar rienda suelta a la imaginación”, aseguró Nydia Gutiérrez, curadora de la muestra.

Señaló que otra de las características de la exposición es la tensión entre el tema y el lenguaje, pues el primero, es decir, la Pasión de Cristo “va en sentido contrario del lenguaje desarrollado por el artista desde los años 50”.

“Es un logro especial, un reto especial haber logrado mantener esa tensión entre el tema y el lenguaje con el que a través de la atmósfera y los colores Botero orienta al espectador al disfrute de la obra”, apuntó.

Asimismo, Gutiérrez dijo que el drama humano que se vive en tantas parte del mundo en nuestros días encuentra eco en el drama de La Pasión de Cristo.

“Pese a que el tema de la Resurrección puede inequietar, las figuras mantienen su sensualidad y para el artista fue un reto representar el sufrimiento de esa manera, sin que perdiera sus elementos característicos”, insistió.

Las obras que forman parte de la muestra fueron realizadas entre 2010 y 2011 y en ellas sobresale la temática presente en Botero desde su juventud en Colombia, inmersa en la abundancia de imágenes religiosas.

En una declaración escrita, el propio artista señaló que la reseña busca hacer una reflexión sobre el drama de la pasión y la muerte de Jesucristo.

“Realicé esta serie porque describe un momento fundamental de la vida de Jesús. No hay elementos satíricos en este trabajo, que se caracteriza por un gran respeto”, aseguró.

Según los organizadores, la obra de Botero ofrece múltiples niveles de lectura y su trabajo es una interpretación amplificada, nunca simplemente imitativa, de algunos de los protagonistas del arte occidental, como Paolo Uccello, Peter Paul Rubens, Diego Velázquez, Pual Cézanne y Pablo Picasso.

Nacido en Medellín, Colombia en 1932, Botero reside actualmente entre Pietrasanta (Italia), París, Mónaco y Nueva York.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40