Cultura

Se consolida diccionario bilingüe otomí-español en Querétaro

Consta de tres volúmenes y mil 500 páginas

El diccionario bilingüe otomi-español, cuya coordinación estuvo a cargo del catedrático e investigador holandés Ewald Shekking Sloof, ha tenido gran aceptación y ha sido un material académico fundamental para la preservación de la lengua original que predomina en el estado de Querétaro.

El propio Ewald Shekking Sloof dijo en la entrevista que a cuatro años de su publicación, el diccionario ha sido distribuido en las escuelas primarias de la entidad, especialmente en los planteles ubicados en la zona serrana y del semidesierto, donde se concentra la mayor población que tiene orígenes otomíes.

"Este diccionario ya va a cumplir cuatro años desde que lo público el INALI (Instituto Nacional de las Lenguas Indígenas), cuya política inicial de ese organismo fue distribuir el texto en todas las comunidades originales de la entidad", refirió el catedrático de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Ewald Shekking Sloof recordó que se trata de un diccionario que consta de tres volúmenes y mil 500 páginas, donde se incluyen las variantes lingüísticas del otomí en las comunidades originales de los municipios de Amealco y Tolimán.

Aunque también toma en cuenta las variantes del semidesierto, específicamente del municipio de Ezequiel Montes.

"El diccionario no sólo contiene voces del hñahñu tradicional, sino términos y oraciones de la vida moderna, pues si queremos preservar esa lengua original debemos adecuarla a las actividades cotidianas", estableció el investigador, quien lleva más de 30 años en Querétaro impulsando la difusión del otomí.

Al respecto, puso como ejemplo que el citado diccionario contiene muchos neologismos, voces de la vida contemporánea como computadora, ordenador, bicicleta, avión, ciencia, tecnología, nanotecnología, y muchos términos más que han sido traducidos a la lengua otomí.

"A nivel nacional, es uno de los diccionarios más completos de las lenguas indígenas, con aproximadamente 45 mil términos y sus respectivas traducciones al idioma español", estableció Ewald Shekking Sloof al comentar que el texto da la razón de que el otomí no es una lengua en desuso y que sólo la hablan las personas del campo.

Al respecto, manifestó con orgullo que el diccionario bilingüe está hoy en día en manos de profesores de primaria y sus alumnos, investigadores, lingüistas, antropólogos y demás especialistas dedicados a la difusión y rescate de las lenguas originales.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40