Cultura

Energías limpias, el futuro de México.

De acuerdo con la Organización Meteorológica Mundial (OMM), 2015 fue el año más caluroso de que se tengan registros, ya que su temperatura promedio estuvo 0.76 grados Celsius por encima de la media de los años 1961 a 1990, periodo utilizado por el organismo para medir el cambio climático.

De acuerdo con la Organización Meteorológica Mundial (OMM), 2015 fue el año más caluroso de que se tengan registros, ya que su temperatura promedio estuvo 0.76 grados Celsius por encima de la media de los años 1961 a 1990, periodo utilizado por el organismo para medir el cambio climático.

Para el finlandés Petteri Taalas, secretario general de la OMM, la combinación de un “excepcionalmente intenso” fenómeno de El niño –evento en el que el aumento de la temperatura de las aguas del Océano Pacífico tropical eleva el termómetro en otras partes del mundo– y el “calentamiento global causado por los gases de efecto invernadero ha tenido repercusiones graves para el sistema climático en 2015”.

“Por primera vez hemos alcanzado el umbral de 1 grado Celsius por encima de las temperaturas preindustriales. Es un momento de reflexión en la historia de nuestro planeta”, añadió Taalas en un comunicado, ya que “si se cumplen los compromisos contraídos durante las negociaciones sobre el cambio climático en Paris y, además, se establecen niveles de reducción de las emisiones más ambiciosos, todavía tenemos la posibilidad de atenernos al límite máximo de 2 grados Celsius” por encima de las temperaturas preindustriales que fue establecido en 2010 para evitar consecuencias catastróficas. Y aunque cotidianamente se habla de este límite de 2 grados Celsius, el peor escenario contempla que la temperatura podría aumentar hasta 4 grados en la misma escala durante este siglo, lo que tendría resultados devastadores en grandes regiones de nuestro planeta.

Es por ello que resulta fundamental acelerar la sustitución de los combustibles fósiles, como el petróleo, por energías que no contaminen ni afecten al medio ambiente, como la eólica, solar y geotérmica; energías en las que el año pasado se invirtieron más de 23 mil millones de dólares tan solo en América Latina, siendo Brasil, Chile y México las naciones que más recursos destinaron al tema.

De acuerdo con un informe de Bloomberg New Energy Finance, durante el año pasado nuestro país destinó tres mil 900 millones de dólares a proyectos de generación de energía limpia, cifra superior en mil 600 millones de dólares a la destinada en 2014. Aumento que para Lilian Alves, directora para América Latina de la firma, se debe a que empresas como Volkswagen y Walmart firmaron contratos millonarios para adquirir este tipo de energía; además de que Nacional Financiera otorgó financiamiento por 500 millones de dólares a proyectos eólicos con capacidad instalada de 1.6 gigawatts.

Con una producción de 3 mil 283 megavatios de energía eólica en 2015, cantidad suficiente para cubrir las necesidades energéticas de los estados de Campeche y Colima, para el presidente Enrique Peña Nieto “México avanza y está listo para, de forma acelerada, generar energía limpias y eficiente en beneficio de su población”, ya que se espera que para el periodo 2020-2022 nuestro país tenga una capacidad instalada de cerca de 15 mil megavatios, lo que representará el 40% de la meta nacional de energías renovables.

Con bajos costos de operación y parque limpios que no afectan al ambiente ni dañan los terrenos en que están construidos, pero que a la vez generan empleos y derrama económica en las comunidades en que se encuentran, la energía eólica brinda grandes oportunidades tanto a inversionistas como a profesionistas y prestadores de servicios.

Un reporte de PWC y el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Cespedes) indica que para el 2029 las energías limpias podrían incrementar el Producto Interno Bruto (PIB) en 45 mil millones de dólares y detonar la creación de hasta 180 mil empleos; siendo la eólica, de acuerdo con estimaciones de la Secretaría de Energía (Sener), la que dominará entre ellas, seguida por la cogeneración eficiente, la nucleoeléctrica, la solar y la geotérmica.

Es por ello que, tras el éxito de La edición 2015 del México WindPower, que reunió a cerca de 3 mil visitantes y presentó las últimas novedades tecnológicas en la materia, la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE), el Consejo Global de Energía Eólica GWEC (por sus siglas en inglés) y E.J. Krause de México presentan el Congreso Internacional y Exposición México WindPower 2016, que contará entre sus conferencistas con figuras de talla internacional y funcionarios de primer nivel del gobierno mexicano. Además de que en un área de 5 mil metros cuadrados se darán cita los más importantes desarrolladores de proyectos eólicos, tanto en México como a nivel internacional.

El Congreso Internacional y Exposición México WindPower 2016 se llevará a cabo los días 24 y 25 de febrero de 2016 en el Centro Banamex de la Ciudad de México. Si requieren más información pueden visitar www.mexicowindpower.com.mx.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40