Cultura

México es un país generoso para músicos y artistas: Robbin Blanco

A 8 años de vivir fuera del país, considera que México es de primer mundo

Al hacer una comparación entre las oportunidades de desarrollo que ofrece México y Canadá a músicos y artistas, el guitarrista mexicano, radicado en Montreal, Robbin Blanco aseguró que “México es de primer mundo”.

Entrevistado a propósito de su próxima visita a la Ciudad de México para presentarse con el grupo “Robbin Blanco 3”, el 21 de febrero en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, Blanco indicó que a ocho años de vivir fuera del país, considera que México es generoso para los se dedican a diferentes expresiones artísticas.

“Canadá tiene festivales muy importantes pero la vida cultural de un músico o de un artista es muy precaria, tienes que hacer otra cosa, tener otro trabajo, ser abogado y hacer música de vez en cuando porque de otra forma no se puede”, expresó.

En México, agregó, sí puedes vivir de la música, haciendo y exponiendo, hay muchos teatros y mucha variedad, sobre todo en la capital del país.

Sobre su presentación en el ciclo de Jazz, Tangos y Ritmos Latinoamericanos que organiza la dirección de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Blanco adelantó que el repertorio estará integrado por composiciones suyas, así como piezas de otros autores como Roland Dyens y del dúo electrónico Daft Punk.

Describió que las piezas de su autoría fueron hechas específicamente para esta alineación de instrumentos, que “fusiona muchos elementos en donde cada pieza es una historia diferente y tiene una particularidad musical muy exclusiva”.

El repertorio surgió de la necesidad de mostrar el gusto por la guitarra clásica y por la guitarra eléctrica, instrumentos con el que utilizar técnicas diferentes que ofrecen un “sonido muy particular, que no se ha sido muy explorado”.

Blanco toca la guitarra eléctrica sin plumilla, “con la mano abierta, cómo si se tratara de una guitarra clásica” al que añade un pedal de distorsión y efectos, lo que da como resultado “una polifonía muy particular”.

Otra de las innovaciones en sus conciertos es tocar dos instrumentos de manera simultánea: del lado derecho toca la guitarra acústica y del lado izquierdo, la eléctrica, que da paso a la improvisación.

“Es por eso que cada rola tiene un universo, una es swing latin, otra es más como fusión rock, otra es más como balada, un jazz; está muy diverso”, describió.

Blanco, quien el año pasado se presentó como solista con la Orquesta Filarmónica de la UNAM, aseguró tener una gran responsabilidad con su público en cada presentación ya que cada encuentro es diferente: “cada vez que me subo en un escenario es porque voy a dar todo y voy a hacerlo lo mejor posible”, aseveró.

Para lograr lo anterior, Blanco se prepara con mucha anticipación y siempre se rodea de gente muy profesional, en esta ocasión dijo sentirse muy contento por trabajar al lado de “súper músicos, son de esas ocasiones únicas en las que vamos a poder presentar esto aquí en la Ciudad de México”.

“Me siento muy confiado, me encuentro en una etapa en la que quiero mostrar o que he aprendido en muchos años… en la que valoro más la originalidad de los proyectos”.

Actualmente, trabaja en diversos proyectos, entre ellos, Guitar Wars Project, con el que presenta arreglos originales de la música de las películas de “Star Wars” al lado de la guitarra de Sébastien Moreau; y con Dutango, a dueto con la pianista Julia Valero.

Nacido en Mérida, Yucatán, pero radicado desde hace varios años en la ciudad de Montreal, el guitarrista volverá a la capital mexicana para ofrecer un concierto en el que fusionará jazz con rock y música clásica, el próximo domingo en el Anfiteatro Simón Bolívar del Antiguo Colegio de San Idelfonso.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40