Cultura

Publican “Diccionario de los buenos modales” para niños y no tanto

Reglas simples de convivencia que deben ser aprendidos desde la primera infancia y que repercutirán en el desenvolvimiento de los niños

Reglas simples de convivencia que deben ser aprendidos desde la primera infancia y que repercutirán en el desenvolvimiento de los niños y su relación con los demás, son recopilados por “El Diccionario de los buenos modales”, de Philippe Jalbert.

Publicado en México por Larousse, el material está dirigido a “todos los rebeldes y maleducados, niños y no tan niños”, a quienes busca enseñar a comportarse con educación en casa pero también fuera de ella.

Ampliamente ilustrado, con un sinnúmero de simpáticos personajes que harán de la lectura un placer para los pequeños, el material fue editado inicialmente en Francia (Le Dictionnaire des bonnes manieres) y ahora llega a México para apoyar, particularmente al sector preescolar.

Una etapa (3-6 años) en la que los menores comienzan a reforzar esos conocimientos y en algunos casos empiezan a leer por sí mismos, enterándose de primera mano de estos preceptos, que pueden ser tan simples como saludar a alguien que encontramos a nuestro paso o despedirse cuando se abandona un lugar.

Pedir permiso para hacer cualquier cosa o tomar algo que no nos pertenece; cubrirse la nariz y la boca si se estornuda, o ceder el asiento en el transporte público a personas mayores, con niños en brazos o discapacitadas, son algunos otros de los llamados del libro.

También, ejemplifica en imágenes lo mal que se ve una actitud incorrecta como sonarse la nariz con los dedos, rascarse el trasero en público o la inconveniencia de “soltar” un gas en público.

Conejos, hipopótamos, leones, tortugas y demás fauna son los personajes que llaman al joven lector a mantener un comportamiento adecuado, devolviendo lo que no nos pertenece, no hurgando las pertenencias de los demás o evitando reñir con otros.

Lavarse muy bien las manos antes de comer, no jugar con los alimentos, probarlos antes de decir que no nos gustan; no escupir si éstos nos disgustan y no hablar con la boca llena, son otras de las recomendaciones útiles para comportarse con propiedad en la mesa.

Evitar gritar, no hacer berrinches cuando no podemos tener lo que deseamos, ofrecer nuestra ayuda a otros y cuando queremos algo pedirlo por favor, son otras de las frases que siembra este útil diccionario en la mente de sus lectores.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40