Cultura

George Harrison nace #UnDíaComoHoy pero de 1943

Recordamos a un gran músico, compositor, productor y por siempre un Beatle

Liverpool, Inglaterra vio nacer, en el seno de una familia católica a uno de los más grandes músicos de la historia.

Acudió a la misma escuela que John Lennon, aunque por diferencia de edades, no se conocieron en ese entonces. A los once años, tras pasar una prueba, le fue concedida una plaza en el Liverpool Institute for Boys, edificio hoy en día convertido en el Liverpool Institute for Performing Arts, en el cual conoció a Paul McCartney.

Poco tiempo después se le detectó una severa enfermedad renal, fue internado, y en su aburrimiento logró hacerse con una guitarra por tan sólo tres libras. Practica todo el tiempo en el hospital, así cuando fue dado de alta logró conseguir una guitarra más decente, por el tiempo escolar perdido mientras estuvo internado abandonó la escuela y formó una banda con sus hermanos, The Rebels, además de que aprendería el oficio de electricista, cosa que le ayudaría bastante en The Beatles a la hora de reparar equipo dañado.

En 1968, Paul McCartney le insistió a Lennon que lo dejara unírseles en la música, John pensaba que Harrison era demasiado joven, pero finalmente accedió, Lennon presionaba mucho al entonces chico, pues no era precisamente el guitarrista más virtuoso, por lo que Harrison se empeñó en ser mejor, se dice que en esos años practicaba hasta 12 horas al día; entrados los 60’s, Harrison ya era un talentoso y fluido guitarrista.

Durante la Beatlemanía, Harrison fue etiquetado como el "Beatle tranquilo" o el "Beatle Silencioso" por la prensa, debido a su carácter introvertido y su tendencia a un segundo plano en las conferencias. A pesar de la imagen de "Beatle tranquilo", la mayoría de compañeros y amigos aseveran que en persona, más en viajes, era completamente diferente, un verdadero dolor de cabeza, irreverente y exageradamente parlanchín.

Al rededor del Beatle giraba el rumor de que no podía componer canciones, que todo el talento residía en Lennon/McCartney, mito que quedó desmentido cuando compuso canciones como Dont Bother Me, I Need You, Taxman, I Want To Tell, You, Something, y muchas otras.

Tras la separación de The Beatles, fue el primero del cuarteto en escribir un libro, una autografía para ser más exactos, misma en la que por culpa del enfado no mencionó a John Lennon, cuando este último fue asesinado, Harrison quedó conmocionado y se sintió culpable, componiendo así All Those Years Ago, como tributo para Lennon. En la década siguiente partía su vida entre la música y hobbies personales, que van desde la jardinería hasta la formula 1.

En 2001, a causa de un cáncer pulmonar que se propagó hasta su cerebro, la vida de Harrison dejaría de ser la misma, se sometió a tratamientos agresivos en Suiza y en Nueva York, pero el 22 de noviembre los médicos le confirmaron su carácter terminal.

Decidieron aplicar entonces tratamientos únicamente paliativos, que le permitiesen pasar sus últimos días en familia, con amigos y dar las últimas indicaciones de algunos proyectos que posteriormente serían terminados por sus familiares.

Organizó un último encuentro absolutamente privado con Paul y Ringo, de quienes pudo despedirse en paz, así como con su hermana Louise, con quien había tenido enfrentamientos en el pasado. Paul McCartney ofreció a Harrison una lujosa villa en Hollywood, donde pasó sus últimos momentos y finalmente falleció el 29 de Noviembre de 2001.

Por Brandon Ortíz Reynaga


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40