Cultura

Alexander Fleming muere #UnDíaComoHoy pero de 1955

Científico e investigador responsable de la penicilina, ésta es su historia…

Darvel, es un pequeño poblado en Escocia, famoso por haber visto nacer aAlexander Fleming en 1881, médico, investigador, premio nobel y responsable del fármaco que ha salvado más vidas que ningún otro en todo el mundo: la Penicilina.

Toda su vida Fleming se vio preocupado por la salud, era un médico nato, durante la primera guerra mundial recibió muchos heridos de bala, se dio cuenta de que los pacientes morían más por la infección que por la herida misma, así que volcó sus investigaciones a una manera de atacar las infecciones.

Su primer gran descubrimiento fue la lisozima, una enzima capaz de atacar las células bacterianas; se dio cuenta que ésta abundaba en la saliva, moco y lágrimas, inició algunas pruebas al darse cuenta de que los perros lamían sus heridas, lo que lo llevó a estudiar diversos tipos de saliva, continuó un tiempo hasta dar con la lisozima.

El laboratorio de Fleming estaba habitualmente desordenado, lo que resultó una ventaja para su siguiente descubrimiento que fue casi accidental, resulta que Fleming tenía varios cultivos de Hongos, entre los cuales varios se infectaban entre sí, provocando un verdadero caos, sin embargo uno de los hongos, identificado como Penicillium notatum, mantenía las bacterias a su al rededor, lo que llevó a Fleming a prestarle atención, se dio cuenta, tras estudiarlo mediante el método científico, que detenía las infecciones.

El antibiótico representó un gran interés durante la segunda guerra mundial por la cantidad de heridos que dejó, así que varios gobiernos la solicitaron, incluso cuando aún estaba en experimentación, sin embargo los resultados eran un 98% positivos, por lo que no hubo mayor problema.

Cabe señalar que Fleming no patentó su descubrimiento creyendo que así sería más fácil la difusión de un antibiótico necesario para el tratamiento de las numerosas infecciones que azotaban a la población. Posteriormente, por sus descubrimientos, Fleming compartió el Premio Nobel de Medicina en 1945 junto a Ernst Boris Chain y Howard Walter Florey, quienes contribuyeron a la investigación del antibiótico.

Una década después de recibir su Premio Nobel, Fleming cerraría sus ojos para siempre, mientras se encontraba de viaje en Londres, retirado y disfrutando un poco de la vida que dedicó a la medicina y no le permitió recorrer el mundo como él quería cuando era más joven, de cualquier manera, recordamos a este gran científico que revolucionó la historia de la humanidad, dándole una esperanza de vida más alta como especie.

Por Brandon Ortíz Reynga


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40