Cultura

México celebra en su día a unos 10 millones de artesanos

Es importante preservar la artesanía porque es parte del ser mexicano y de su identidad

En el Día Internacional del Artesano, México cuenta con una población de alrededor de 10 millones de personas dedicadas a ese oficio, mayoritariamente población indígena aunque también mestiza habitante del medio rural.

De acuerdo con datos proporcionados por el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart), el 70 por ciento del total de estos trabajadores son mujeres y el resto hombres, mientras que unos 600 mil artesanos viven “debajo de la línea de bienestar”.

Precisó que esta actividad se da con mayor fuerza en la parte media y sur-sureste del país y las piezas se desarrollan sobre todo en textiles, tejido de fibras y alfarería, y las entidades donde más se da son Oaxaca, Michoacán, Estado de México, Chiapas, Puebla y Jalisco.

La institución resaltó que la mayoría de la población dedicada a esta actividad son mujeres, quienes son las que transmiten los conocimientos a las nuevas generaciones, con lo que esta tradición se preserva en el país.

En este sentido, Magdalena Leyva, de la dirección de Comunicación Social del Fonart resaltó la importancia de preservar la artesanía porque es parte del ser mexicano, de su identidad, que va más allá de comprar artículos y le hacen sentirse parte de un todo.

Anotó que contrario a lo que se pudiera pensar, el mexicano es el principal consumidor de artesanías hechas en el país.

Según la información del Fonart, los productos artesanales que más se exportan son el trabajo en laca de Olinalá, Guerrero, como cajas baúles pequeños y arcones; y joyería en plata de Guerrero, Zacatecas y el Distrito Federal.

Asimismo, árboles de la vida de Metepec, Estado de México; rebozos de algodón y seda de Tenancingo, en la misma entidad y Santa María del Río, en San Luis Potosí; y alebrijes de madera policromados de Oaxaca.

De igual forma, arte huichol de Nayarit y San Luis Potosí, como tablas ceremoniales y jícaras decoradas con chaquira; textiles en general, huipiles en particular, de Chiapas; piezas de barro negro de Oaxaca; y cerámica de Mata Ortiz, en Chihuahua.

Indicó que conforme al blog especializado “Zona turística”, las 10 artesanías más vendidas en el extranjero son cerámica de Talavera, Puebla; barro negro, Oaxaca, platería de Guerrero; y cuadros y tejidos de hilo y chaquira huichol de Nayarit y Jalisco.

También, bordados de lana, Chiapas; rebozos de Santa María, San Luis Potosí; cajas de Olinalá, Guerrero; alebrijes, Ciudad de México; cestería, Yucatán y Campeche; y hierro forjado, Jalisco.

El Fonart puntualizó que “la artesanía es una expresión multifactorial, en ella se expresan valores que forman parte de nuestro patrimonio cultural”.

Entre ellos mencionó “conocimientos ancestrales que se han heredado por generaciones, manejo adecuado y sustentable del medio ambiente, diseños e iconografías que nos identifican regionalmente y que nos pertenecen y nos han hacen únicos ante el mundo”.

Por lo demás, continuó, esta actividad ha sido “una oportunidad de empleo y desarrollo de grupos que viven en condiciones de rezago social y es un aporte significativo a la economía del país”. Por todo lo anterior es importante que reciban apoyo público.

El respaldo que deben recibir también consiste en capacitación para la mejora de sus procesos productivos como en la mejora de sus diseños, con el fin de obtener mejores logros en el mercado nacional e internacional.

Sin embargo, sí “todos requieren de la protección a sus creaciones artesanales para evitar la piratería, de normas legales que los reconozcan como sector económico para que entonces se valore la real aportación que la artesanía realiza a la economía nacional.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40