Cultura

Radios indígenas, los otros medios de México

La locutora Raimunda Caldera solía ser muy callada, dice, se aislaba y no les hablaba a sus compañeros de escuela en el Valle del Mezquital, Durango

La locutora Raimunda Caldera solía ser muy callada, dice, se aislaba y no les hablaba a sus compañeros de escuela en el Valle del Mezquital, Durango.

Ubicado en la punta sur del estado, El Mezquital concentra la mayor parte de población indígena de Durango. Wirrárikas, o dam, nahuas y tepehuanos comparten el territorio; a ellas y ellos se dirige la programación de la XETPH “Las tres voces de Durango”.

“No sé qué vieron en mí los maestros que me mandaron a hacer pruebas en la estación y me quedé”, aseguró Raimunda, conductora de “A voces”, un programa en el que explica en el idioma o dam en qué consisten los derechos y las garantías individuales.

“Muchas de las veces nosotros como indígenas no entendemos lo que dicen los derechos en español, no entendemos las palabras”, por eso ella trata de explicar a la audiencia conceptos jurídicos.

En el país existen 21 estaciones públicas como la XETPH, coordinadas por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), la más vieja es La Voz de la Montaña de Guerrero, fundada en 1979, pero en 1999 adquirieron el modo de operación actual y se han sumado más hasta llegar a 21.

La programación está dirigida a preservar las lenguas y la cultura indígena, su música, festividades y tradiciones; además de acercar a la población los programas sociales, difundir sus derechos y campañas informativas por ejemplo contra el virus del papiloma, trata de personas y sobre problemáticas de migrantes, explicó Jesús Astorga, subdirector de Radiodifusoras Culturales Indigenistas en la CDI.

Los programas con formatos de revista y noticioso se transmiten en español y en 36 lenguas indígenas, llegan en total a 16 millones de personas en más de mil 500 municipios de 16 estados. “También nos escuchan por Internet en los Estados Unidos, principalmente en la parte sur”, aseguró Astorga.

Al menos 95 por ciento de las personas que trabajan en la red de radios comunitarias son indígenas, añadió, y la mayoría son mujeres.

“En las comunidades y contextos indígenas las mujeres tienen un papel fundamental para que la lengua no se pierda, transmitir sus cuentos y leyendas y que los programas sociales lleguen”, señaló.

María de Jesús Bailón Carrillo inició su carrera de conductora en 2005, en la estación XEJMN “la Voz de los Cuatro Pueblos” en la región wirrárika del Nayar, Nayarit.

En 2012 se mudó con sus hijos a Durango para dar las noticias y otros programas dirigidos a los hablantes de wirrárika en la XETPH. Ella afirma estar orgullosa de promover y preservar la cultura de los también llamados huicholes, principalmente entre los jóvenes.

Carolina Rodríguez Macías, a su corta edad es directora de “Las tres voces de Durango” y modera en español los programas multilingües “Todos somos iguales”, sobre equidad de género, y “Nosotros somos grandes” hecho por jóvenes y dirigido a jóvenes.

“Nos gustaría que nuestras cápsulas se transmitieran también en la ciudad, que se tradujeran al español para que toda la gente conociera nuestra música, nuestras costumbres y tradiciones, que gente mestiza se empape de lo que hacemos los indígenas.

“Pero también nos gustaría formar parte y conocer más sobre la música contemporánea, sobre el rock y la música de banda porque hoy en día es importante conocer de todo, no nada más de nuestra cultura” afirmó incluso que en el futuro le gustaría experimentar trabajar en una radio comercial.

Rosa Alba Tepole trabaja desde hace 15 años en la Voz de Zongolica, en Veracruz, estación que actualmente dirige, también es locutora principal en náhuatl y español en los programas y enlaces especiales de la CDI.

Aseguró que en todo este tiempo la radio comunitaria ha servido a jóvenes indígenas para continuar sus estudios, incluso en el extranjero, desarrollarse profesionalmente o contactarse con la sociedad civil e instituciones de gobierno.

“Tratamos de inculcarle a los jóvenes que toquen puertas, pues muchas veces nosotros como indígenas nos ponemos nosotros mismos barreras; creemos, por ejemplo, que porque nuestros papás son campesinos tiene que ser así”, afirmó.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40