Cultura

Biblioteca Central de la UNAM, 60 años como fuente de saber del país

Alberga aproximadamente 600 mil ejemplares y cuenta con unas ocho mil consultas por día, ¿ya la has visitado?

Construida por los arquitectos Juan O’Gorman, Gustavo Saavedra y Juan Martínez de Velasco, y adornado con un mural realizado por el primero, la Biblioteca Central de la UNAM, edificio emblemático de la máxima casa de estudios del país, cumple 60 años este 5 de abril.

El inmueble, ubicado en Ciudad Universitaria, a un costado de la Facultad de Filosofía y Letras y cerca de la Torre de Rectoría, alberga aproximadamente 600 mil ejemplares y cuenta con unas ocho mil consultas por día, en promedio, de acuerdo con información de la misma biblioteca.

Del acervo que resguarda, unos 527 mil volúmenes pertenecen a la colección general, tres mil 586 están registradas como publicaciones periódicas y en las colecciones especiales están 352 documentos manuscritos, mecanoescritos e impresos, relacionados con el teatro.

También en el último segmento se cuenta con dos colecciones, una de impresos y manuscritos “Tobías Chávez Lavista” (1879-1971), quien fue el primer director de la Biblioteca Central, y que consta de 522 impresos y 23 manuscritos.

La segunda la integrada por folletería mexicana que abarca del siglo XIX al XX, misma que ya se encuentra digitalizada para su consulta.

La construcción del edificio empezó a ser construido en 1956 y el 5 de abril de 1956 abrió sus puertas al público, con 80 mil volúmenes, 20 mil adquiridos para la ocasión y el resto provenientes del Departamento Técnico de Bibliotecas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Entonces los alumnos sólo tenían acceso a la planta principal del edificio, pero entre 1981 y 1983 se llevó a cabo una remodelación con el fin de dar paso a la concepción de una interacción entre los usuarios y la colección, que prevalece hasta la fecha.

También conforme a información de la biblioteca, en 2000 se realizó una nueva remodelación y distribución del acervo, cuyo propósito fue recuperar la idea arquitectónica original de la planta principal y tener mejor iluminación natural.

Fue tres años después que tuvo nuevos trabajos de remodelación en la Sala de Consulta, se amplió la sección de recursos electrónicos de información con más equipos y se abrió una nueva área de servicio en el entrepiso.

La Biblioteca Central tiene 10 niveles construidos, los cuales se distribuyen en la planta principal y nueve pisos para consulta, además de áreas exteriores como jardines, escaleras, puerta de acceso y demás.

En el exterior destaca, y por lo que se ha posicionado como edificio emblemático de la UNAM y del muralismo mexicano, de la Escuela Mexicana de pintura, el mosaico de cuatro mil metros cuadrados plasma la evolución de la cultura mexicana hecho por Juan O’Gorman.

El mural hecho en las cuatro caras del edificio fue armado con pequeños mosaicos de un metro cuadrado cada uno, hechos con rocas de diferentes colores recolectados de varios estados del país, como Guerrero, Guanajuato, Hidalgo y Zacatecas, según información del sitio “edemx.com”.

El mural de O’Gorman muestra el desarrollo de la cultura mexicana a través de sus fundamentos míticos, representando cada una de las diferentes facetas de la misma: época prehispánica, colonia española y el México moderno resultado de la unión de las dos primeras.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40