Cultura

Pablo Picasso un revulsivo para la pintura del siglo XX

El artista español Pablo Picasso, quien lo mismo incursionó en la pintura, que en la escultura, el grabado y cerámica, sigue siendo uno de los autores más estudiados

El artista españolPablo Picasso, quien lo mismo incursionó en la pintura, que en la escultura, el grabado y cerámica, sigue siendo uno de los autores más estudiados por la enorme influencia que ejerció en el mundo, como lo evidencia que esta semana se hayan triplicado las ganancias esperadas en una subasta de cerámicas.

También corrobora ese dicho el que la semana pasada se haya abierto la muestra “Picasso y Alemania”, que incorpora obras de la Colección Würth, una de las más importantes del país en manos privadas, con piezas tanto de Picasso como de los expresionistas y renacentistas alemanes.

La muestra es de gran relevancia, según medios españoles, por el simple hecho de que fue hasta hace unos años que se prestó atención al intercambio entre el español y sus colegas alemanes.

Hoy se sabe, explica una nota de “ElMundo.es”, que el español “no apreciaba el arte alemán más allá de los maestros renacentistas, pero tuvo una gran influencia en sus contemporáneos expresionistas”.

A 43 años de su fallecimiento, Pablo Picasso es recordado como un genio de la pintura, un protagonista y creador inimitable de las diversas corrientes que revolucionaron las artes plásticas del siglo XX.

Desde el cubismo hasta la escultura neofigurativa, del grabado o el aguafuerte a la cerámica artesanal o a la escenografía para ballets, destaca la biografía que de él difunde “biografiasyvidas.com”.

Picasso nació en Málaga, el 25 de octubre de 1881 y cuentan que desde muy pequeño expresó su interés por el dibujo y la pintura. Apoyado por su padre, a los 10 años ya creaba sus primeras obras.

Según sus biógrafos, cinco años después y con el apoyo económico de un familiar, ingresó a la Real Academia de Bellas Artes de Barcelona, donde, refieren, se dio a notar por la indiscutible inteligencia que poseía a tan corta edad, superando a compañeros más grandes de edad y con más experiencia dentro de la academia.

La biografía que difunde su sitio web señala que en 1900 se mudó a Francia, su vida dio un giro drástico, pues la vida económicamente se le complicó y sufrió el suicidio de su amigo, el pintor Carlos Casagemas.

A esa época se le conoce como “periodo azul”, ya que el artista hizo pinturas monocromáticas en tonos azul y verde: las obras más reconocidas de esta época son: “Viejo con Guitarra” y “Desnudo Azul”.

En los años posteriores llegó el “Periodo rosa”, época caracterizada por sus pinturas relacionadas con el mundo circense y por su relación amorosa con Fernande Oliver.

El tono de colores que manejaba en el periodo ya mencionado, era rosa a rojo, la obra que resalta en esta época es “Familia de acróbatas” y “Acrobata sobre bola”.

Tanto en el periodo azul como el rosa, el retratista plasmaba a personajes marginados de la sociedad de aquella época, con pocas expresiones en sus rostros.

Para el siguiente periodo, Picasso se vio influenciado por el arte griego, ibérico y africano, en esta temporada se encuentra “Señoritas de avignon”, pieza fundamental para su carrera, aunque fuertemente criticada.

En aquel tiempo, pintores como Paul Cézanne y Georges Braque y Picasso pintaban haciendo uso de cubos, lo que dio pie a que el crítico Louis Vauxcelles diera el término de Cubismo, rompiendo con la pintura vanguardista, añade el portal “buscabiografias.com”.

Se considera que Pablo Picasso fue el principal iniciador del cubismo, al utilizar formas geométricas y colores llamativos.

El sello distintivo de Picasso a diferencia de sus contemporáneos, es que el pintor plasmaba su sentimiento personal, así como la percepción que tenía del mundo.

Otra técnica que desarrolló fue el collage, en esta habilidad remarca las diferencias entre la textura, diferenciando la realidad de la fantasía en sus pinturas, lo que marcó el cambio de dirección del arte influenciando a las siguientes generaciones.

Un referente del contexto político y artístico fue la obra “Guernica”, en la cual el artista representa el conflicto de la Guerra Civil Española, retratando la barbarie y el terror bélico.

Previo a la Segunda Guerra Mundial, este lienzo fue resguardado en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, según datos del portal del Museo Reina Sofía.

Otras de las obras destacadas de Picasso, son: “Bodegón”, “Cabeza de mujer”, “El rapto de las sabinas”, “El sueño”, “Hombre con boina”, “La bahía de Cannes”, “La Cuisine”, “La paloma de la paz”, “Le pigeon aux petits pois”, por mencionar algunas.

En la última etapa de la vida del autor, realizó “Embrace” y “Figuras reclinándose”, que datan de 1972.

En su cumpleaños 90, el Museo Nacional de Arte Moderno de París realizó una gran exposición de obras de Picasso, con piezas de los Museos Hermitage y Pushkin de Rusia.

El artista murió el 8 de abril de 1973, en Notre-Dame-de-Vie, Mougins, y fue enterrado en el castillo de Vauvenargues, dejando un vasto legado artístico distribuido hoy en los más importantes recintos museísticos del mundo.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40