Cultura

Francisco González Bocanegra muere #UnDíaComoHoy pero de 1861

Recordamos a un hombre que nos dio los hermosos versos del Himno Nacional Mexicano

Prolífico poeta, dramaturgo, critico teatral, orador y articulista potosino, Francisco González Bocanegra es una de las figuras más emblemáticas de nuestro México, su nombre es sinónimo y referente de cultura, nacido en 1824, fue administrador general de caminos, censor de teatro y editor del Diario Oficial del Supremo Gobierno.

El 12 de Noviembre de 1853, el gobierno del general Antonio López de Santa Anna lanzó una convocatoria de versos poéticos con el fin de componer el Himno Nacional Mexicano, versos para los cuales después se agregaría la música por medio de algún destacado compositor.

Cuenta la leyenda que, por regla general, cuanto más talento se tiene, más duda uno de tenerlo y a la inversa, así era con Bocanegra, quien realmente no pensaba en tener algo de “talento” con las letras, sin embargo había alguien que sabía de su gran capacidad, como González Bocanegra no se animaba a escribir una composición para el concurso, su novia Guadalupe González del Pino se propuso hacerlo concursar.

Un día que llegó a visitarla, lo invitó a pasar a una de las piezas de los interiores de su casa y le mostró sobre un escritorio papel para escribir, diciéndole que no lo dejaría salir de ese cuarto hasta que hubiese compuesto la letra del Himno Nacional. Salió y cerró con llave la puerta. Después de cuatro horas de trabajo, esas páginas pasaron por debajo de la puerta cerrada.

Así fueron concebidas 10 estrofas, sin embargo, dos de ellas fueron prohibidas con el triunfo del liberalismo, las dedicadas al emperador mexicano Agustín de Iturbide y al presidente Antonio López de Santa Anna. Entre las 26 composiciones que fueran recibidas, el fallo del jurado favoreció a González Bocanegra; sin embargo, no se otorgó ningún premio al autor, lo que por fin lo llevó a creer que era talentoso pero menospreciado, la tragedia de todo amante de las letras.

El estreno oficial del Himno se llevó a cabo el 16 de Septiembre de 1854, con la música y batuta de Jaime Nunó, e interpretado por la soprano Balbina Steffenone y el tenor Lorenzo Salvi, a pesar de existir desde ese entonces, se hizo oficial hasta 1943 a partir de un decreto expedido por Manuel Ávila Camacho.

Así fue como la gran obra de Bocanegra fue concebida, un poema que alude a victorias mexicanas en batallas y trata sobre la defensa de la patria, aunque pasó por varias modificaciones, quedando reducido sólo a cuatro estrofas y el estribillo a partir de 1943, cuando fue oficializado.

Tras su obra maestra, Bocanegra contrajo Fiebre de Tifoidea y murió en la Ciudad de México el 11 de Abril de 1861 a los 37 años de edad, los periódicos de la época hablaban de la muerte de un joven poeta que prometía mucho y cuya novia inspiró un hecho histórico.

Por Brandon Ortíz Reynaga


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40