Cultura

Leonardo Da Vinci nace #UnDíaComoHoy pero de 1452

Arquitecto, escultor, pintor, inventor e ingeniero, recordamos a una de las mentes más brillantes de todos los tiempos

Leonardo di Ser Piero da Vinci nació el 15 de abril de 1452 en Italia. Está ampliamente considerado como uno de los más grandes pintores de todos los tiempos y quizá, la persona con los más variados talentos de la historia, una de las mentes más brillantes de todos los tiempos, se dice que cualquier cosa a la que él deseara dedicarse en la vida podía serlo, debido a su extraordinaria mente.

Sus pinturas son famosas por una serie de cualidades que han sido imitadas por estudiantes, y discutidas por los aficionados y los críticos. Entre sus obras más famosas se encuentran: La Mona Lisa, La última cena y La Virgen de las Rocas; como ingeniero e inventor, Leonardo desarrolló ideas muy adelantadas a su tiempo, tales como el helicóptero, el carro de combate, el submarino e incluso el automóvil, de estos diseños casi nada se llegó a concretar en su tiempo, no existía realmente la tecnología para ello.

Tuvo grandes ideas en materia de anatomía, ingeniería civil e incluso la hidrodinámica, materia que estudia la dinámica de los líquidos, desarrollando conceptos como densidad y descubriendo las propiedades de los mismos, dejó numerosos cuadernos con dibujos, diagramas científicos y reflexiones sobre la naturaleza de la pintura, materia que en verdad le apasionó.

Para 1915, se dedicó a realizar esculturas para los reyes de Francia en Lyon, el Rey estaba fascinado con Leonardo y lo consideró como un padre. La casa y el castillo estaban conectados por un paso subterráneo que permitía al soberano rendir visita al artista y hombre de ciencia con mucha discreción.

El 2 de Mayo de 1519 pidió un sacerdote, enfermo reveló su testamento y el rey de Francia lloró su pérdida mientras sostenía a Leonardo, quien murió en sus brazos, al tiempo que decía la siguiente frase: “Leonardo da Vinci, ¿Qué más se puede decir? Su genio divino y su mano divina le merecieron expirar sobre el pecho de un rey. La virtud y la fortuna velan, premio a los grandes gastos, en este monumento que le corresponde”.

Por Brandon Ortíz Reynaga


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40