Cultura

Compartir

Pedro Infante muere #UnDíaComoHoy pero de 1957

Recordamos a un ícono que vive en el corazón de todos los mexicanos

Directamente de Mazatlán, Sinaloa, el 18 de noviembre de 1917, nació un talento único, alguien que físicamente nos dejó hace muchos ayeres pero que aún vive en el corazón de todos los mexicanos. Pedro se convirtió en toda una leyenda del cine de oro mexicano, pero no sólo eso, sino también en uno de los mayores representantes de la música ranchera.

A partir de 1939 apareció en más de 60 películas, su nombre completo fue Pedro Infante Cruz y su padre lo instruyó en la música desde que ingresó a la primaria, se tiene el registro de que grabó 344 canciones en estudio (no incluidas las tomas alternas, ni conciertos) por lo que fue ampliamente reconocido en México.

Entre las mejores películas que hizo podemos referirnos a “Nosotros los pobres”, “Escuela de rateros”, “Tizoc”, “Pepe el Toro”, “Los tres huastecos”, “A toda máquina”, “¿Qué te ha dado esa mujer?”, etc.

Una anécdota interesante es que mientras filmaba “Nosotros los pobres”, un niño de la calle se le acercó y le entregó un taco bastante duro y le dijo “Señor, ya me dijeron que usted es como nosotros los pobres, tome porque sé lo que es el hambre”, el actor, al borde del llanto lo llevó consigo, le entregó un billete de cien pesos y lo inscribió en una escuela y tras localizar a sus padres les dio solvencia para los estudios del pequeño.

Era una persona por demás alegre, cuando llegaba a las grabaciones gritaba “Todo aquel que no se ría es tonto”, a todos les encantaba esto y reían, ya que llegaba a gatas para poder sorprender a todos con su grito, lastimosamente no todo dura para siempre y este actor eventualmente pereció, fanático de la aviación, acumuló 2989 horas como piloto, se hacía llamar Capitán Cruz, y la mañana del 15 de abril de 1957, a las 7:30 horas, su aeronave se desplomó en Yucatán al poco tiempo de despegar.

La nave terminó por explotar, cobrando víctimas en pleno centro de Mérida, lugar donde se erigió un monumento en su honor, nombrando el lugar como Plaza Pedro Infante, era muy querido en este sitio pues se sabe que entregaba despensas en el lugar todos los sábados.

Algunos fanáticos especularon muchos años acerca de su muerte como una noticia falsa y creyeron en la posibilidad de que viviera "oculto". Han aparecido un sinnúmero de supuestos hijos naturales de Pedro, en el bicentenario de la independencia, History Channel realizó una encuesta para designar al Gran Mexicano y Pedro Infante obtuvo el segundo lugar, sólo por debajo de Emiliano Zapata, y a la par de Diego Rivera.

Por Brandon Ortíz Reynaga.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40