Cultura

“Manos y alma de Oaxaca” llegan al Museo de Culturas Populares

Publicado en abril de 2014, el libro “Oaxaca de mis amores”, de Guadalupe Loaeza, tuvo una presentación más dentro del periplo que realiza para animar a sus lectores potenciales.

Publicado en abril de 2014, el libro “Oaxaca de mis amores”, de Guadalupe Loaeza, tuvo una presentación más dentro del periplo que realiza para animar a sus lectores potenciales.Tocó al Museo Nacional de Culturas Populares (MNCP), en Coyoacán, ser el escenario de la promoción y brindis respectivo.

El Estado de Oaxaca es una de las entidades de la República Mexicana que cuentan con una rica tradición, arte y cultura, lo mismo que un amplio catálogo de personajes, artistas y hechos históricos. Fascinada por sus colores, sabores, y sobre todo por su población, Guadalupe Loaeza, presenta a Juárez glorioso y los últimos días de Don Porfirio Díaz.

Pero nada de eso es nuevo. La escritora informó que cada uno de los breves relatos que dan forma al libro se han publicado en diversos periódicos de la Ciudad de México, donde hasta la fecha se mantiene como colaboradora. “Reuní los textos para darles la forma de libro”, señaló.

Aborda también temas políticos citando a gobernadores de la época reciente, lo mismo que movimientos sociales y no deja de lado la fiesta de la Guelaguetza con todo y sus 12 chapulines. Una conjunción de historias que en su momento posiblemente tuvieron algún impacto en el lector que las leyó en los diarios, pero que compiladas pueden ser caducas.

En la mesa de presentación estuvo, a la izquierda de la autora, el musicólogo, escritor e investigador Pavel Granados, quien sin esfuerzo alguno se llevó la tarde, las palmas y los vítores de los presentes en el Patio Jacarandas del MNCP, porque dio una cátedra sobre lo que es Oaxaca. Habló de su Oaxaca, la que conoce, y la describió con primor.

La presentación editorial tuvo lugar en el marco de la exitosa exposición “Manos y alma de Oaxaca”, encuentro para más de 290 artesanos de Oaxaca, 85 músicos instrumentistas, poetas de largo aliento, reconocidos escritores y cocineras tradicionales; las expresiones de Oaxaca son la amalgama que nutre satisfactoriamente la identidad nacional mexicana.

En el MNCP, los visitantes pueden ver en estos días un caleidoscopio extraordinario, colmado de color, historia, comunidad y profundas tradiciones conectadas con una de las más ricas herencias de nuestro país. La exposición “Manos y alma de Oaxaca. Esplendor de muchos pueblos”, exhibe 300 piezas de cerámica, alfarería, textiles, madera y metal.

Son piezas maravillosas que hablan de la magia de los 570 municipios donde ya existen casi 400 mil artesanos que todos los días, con su trabajo, dejan ver lo que es la riqueza y la sensibilidad del estado a través de las manos y la generosidad de su gente. Esta muestra representa la presencia más fuerte de Oaxaca en la Ciudad de México en varios años.

La colectiva, que permanecerá cuatro meses de vigencia, reúne gran diversidad cultural a través de los objetos que muestran la historia y cosmogonía de los oaxaqueños, la cocina tradicional y los secretos de los artesanos, quienes imparten talleres para elaborar lo mismo alebrijes que tlayudas, todo para sembrar su cultura en el corazón de los visitantes.

La exposición refrenda cómo la fuerza de México está en su diversidad y la manera en que Oaxaca es uno de los estados más ricos en este aspecto, con las 17 etnias que lo conforman, sus decenas de diversidades lingüísticas y el modo en que se ha multiplicado en su territorio la relación de la naturaleza con la cultura, en aras de cuidar la biodiversidad.

Diego Rivera decía que en México el arte popular mexicano es tan rico, porque son los mismos materiales y las mismas manos las que lo crean. Eso en Oaxaca es absolutamente evidente cuando el público observa en esta exposición que existe una continuidad de más de 2500 años que comienza con los mixtecos y zapotecos, y llega a los artistas de hoy.

Esta exposición es un esfuerzo interinstitucional que apuesta por hacer visible todo el rico patrimonio intangible de una de las regiones más importantes y diversas de la geografía nacional, cuna de grandes creadores y de una cosmogonía que va desde las sierras Norte y Sur, pasando por los Valles Centrales, hasta la Mixteca. Oaxaca es un amplísimo paraíso.

Se presentan piezas como la Banda mixteca elaborada con barro, del artesano Manuel Reyes; la catedral hecha a base de hoja de totomoxtle, de Jorge Alberto López; el carrusel de hoja de carrizo, de Alberto Canseco; la china oaxaqueña realizada con filigrana de plata, de Juan García, y el guerrero centauro de madera de copal, del señor Fabián Ortega.

Otras piezas admirables son el Árbol de la vida monumental, realizado en tronco de bejuco, que retrata la simbología zapoteca, de Jacobo y María Angeles Ojeda, además del lienzo bordado en tela de seda, de Natividad Amador. La exposición permanecerá hasta el 14 de agosto en el MNCP, ubicado en el centro de Coyoacán.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40