Cultura

Compartir

El escritor Mark Twain fallece #UnDíaComoHoy pero de 1910

Este gran escritor y humorista es considerado el padre de la Literatura Norteamericana contemporánea

Mark Twain es uno de esos escritores que una vez que se empieza a leer alguna de sus grandes obras no se es capaz de soltarla, aferramos el libro y nos engañamos con el clásico “un capítulo más y lo dejo”, pero nunca es así. La prosa ligera y llena de humor de Twain te envuelve hasta que llegas a la última página.

Samuel Langhorne Clemens, mejor conocido por su pseudónimo Mark Twain, nació en la ciudad de Florida el 30 de noviembre de 1835, el mismo día de una de las visitas a la Tierra del cometa Halley. Al escritor le gustaba comentar acerca de esta coincidencia y llegó a predecir “me iré con él”. Sentencia que se cumplió 74 años después, el 21 de abril de 1910, año en que volvió a aparecer el cometa Halley para llevarse al brillante escritor.

Twain comenzó su carrera como aprendiz de impresor y redactor de artículos, para posteriormente desenvolverse como reportero. Durante su faceta periodística escribió, en 1865, una historia humorística que lo lanzó a la fama: “La célebre rana saltarina del condado de Calaveras”. El joven Twain había descubierto su verdadera vocación.

Mark desarrolló su carrera como escritor, orador y humorista escribiendo obras como: “El príncipe y el mendigo”, “Un yanqui en la corte del Rey Arturo” y, las dos obras que le dieron la fama de la que aun hoy en día goza, “Las aventuras de Tom Sawyer” y “Las aventuras de Huckleberry Finn”.

“Las aventuras de Huckleberry Finn” es un clásico de la literatura universal y una de las grandes obras de la literatura norteamericana. Se trata de una obra escrita en su época de madurez intelectual, en la que mezcla su clásica prosa ligera y humorística con una crónica detallada de las costumbres hipócritas, crueles y vanidosas de la humanidad. Es con sus dos grandes personajes “infantiles” (Huckleberry Finn y Tom Sawyer) que Twain lleva a cabo suscriticas sociales más sólidas e incisivas.

Finalmente, les dejamos una de las frases donde Twain combina su enorme sabiduría y sentido del humor: “Cuando yo tenía catorce años, mi padre era tan ignorante que no podía soportarle. Pero cuando cumplí los veintiuno, me parecía increíble lo mucho que mi padre había aprendido en siete años.”

Por Daniela Ortega Meza


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40