Cultura

Compartir

La lectura inunda al Bajío

A contracorriente, la Feria Nacional del Libro de León llega a su edición número 27. Desde éstas casi tres décadas, las autoridades de la ciudad más importante del Bajío se han empeñado en hacer de la cultura parte del cotidiano de sus habitantes.

Por Alan Ulises Niniz

A contracorriente, la Feria Nacional del Libro de León llega a su edición número 27. Desde éstas casi tres décadas, las autoridades de la ciudad más importante del Bajío se han empeñado en hacer de la cultura parte del cotidiano de sus habitantes. La lectura, por ejemplo, es la protagonista de la ciudad desde el pasado viernes y hasta el próximo domingo 8 de marzo. Serán más de 150 actividades artísticas las que se desarrollen durante estos diez días; cerca de 114 expositores, entre casas editoriales y artistas, quienes esperan a los asistentes para ofrecerles una oferta de más de 80 presentaciones. Y como las artes se alimentan unas de otras, a los libros que abarrotan el Poliforum de la ciudad, los acompañan talleres, sesiones de cuentacuentos, escenificaciones teatrales, grupos de danza y hasta la Orquesta Sinfónica de San Luis Potosí, el estado invitado este año.

El sábado, Irving Huerta presentó “La Casa Blanca de Peña Nieto” (Grijalbo, 2015), y ni el fútbol ni las celebraciones del 30 de abril impidieron que a las afueras de la sala en donde se realizó este evento, la gente hiciera una larga fila para entrar. La coyuntura manda y los leoneses querían escuchar a uno de los responsables de esta investigación en la que también colaboraron Rafael Cabrera, Daniel Lizárraga y Sebastián Barragán. Éste fue uno de los eventos con los que se comenzó actividades.

Y justo aprovechando aquella otra coyuntura, la que da la fecha en que esta Feria se realiza, los organizadores destinaron un área de actividades infantiles. No sólo de lectura, sino también de juegos y dinámicas que fomentan la destreza de los pequeños: pueden jugar a ser detectives como Sherlock Holmes, dibujar la interpretación que hacen de las lecturas que realizan, elaborar títeres a partir de los personajes que conocen a través de los cuentos, disfrazarse de su personaje favorito de “Alicia en el País de la Maravillas” y hasta pueden recrear pasajes de “Don Quijote de la Mancha”, la máxima obra de Miguel de Cervantes, a quien justo hace unos días le celebramos el aniversario 400 de su natalicio.

A la par, la ciudad ofrece más opciones para que la visita a la Feria Nacional del Libro sea una experiencia completa: galerías de arte contemporáneo, museos, restaurantes y un Centro Histórico renovado. Además, a León le favorece su cercanía con ciudades importantes del país, como Guadalajara y, claro, la Ciudad de México. Una accesibilidad que se completa con sus varias opciones de transporte, pues tiene incluso un aeropuerto internacional; y esto se completa con una alta oferta hotelera.

Así que no caben pretextos para darse una vuelta por esta Feria que durante 27 años se ha mantenido firme en su propósito por hacer de la lectura un hábito que estimule a sus visitantes, a quienes ya son lectores recurrentes y a quienes todos los días descubren en los libros la mejor y más al alcance de las posibilidades para comprender su entorno.

*La Feria Nacional del Libro de León termina el próximo 8 de mayo, así que aún tienes tiempo de irte a dar una vuelta. Aquí puedes consultar su programa: http://fenal.mx/programa


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40