Cultura

Compartir

Nelson Mandela se convierte en presidente de Sudáfrica #UnDíaComoHoy pero de 1994

Un viaje por el contexto histórico en el cual Mandela cambió a un país entero

En Sudáfrica, durante un gran tiempo, blancos y negros convivieron en desigualdad, siendo así uno de los países donde la colonización y el racismo llegaron a un máximo nivel, el apartheid, que significa "separación".

Dicha situación fue el obstáculo principal de la estructura económica y social de ese país, pero que gracias a la lucha contra la desigualdad por parte de un hombre, mejor conocido como Nelson Mandela, se logró que este nivel de segregación racial se superara en la década de los 90.

A partir de 1948, en Sudáfrica se le nombró Apartheid al gobierno de la Republica Sudafricana, siendo así que la forma de vida de la inmensa población de color y de origen asiático, cuyo trato era prácticamente esclavista, fuera legislada por una minoría de gente blanca, haciendo que todos los aspectos de la vida de los negros fuera reglamentada.

Todos los aspectos de la vida de las personas de color estaban reglamentados, desde la separación de razas en las escuelas, el establecimiento de ghetos y zonas habitacionales especiales, la legislación de empleos, el establecimiento de leyes especiales sobre los matrimonios y el registro de población, la segregación en el transporte, el impedimento de entrar a casa de personas blancas, la falta de representación obrera, la exclusión de asociaciones culturales y el impedimento de adquisición de propiedades.

El uso de bibliotecas, zoológicos, galerías de artes, museos y jardines públicos era en horarios especiales, había encarcelamientos por el más insignificante motivo, se daba la deportación o el destierro a zonas lejanas. Todo lo anterior fueron algunas de las situaciones por las que las personas de color sufrieron durante un gran tiempo.

Prácticamente no tenían ningún derecho, el parlamento sudafricano estaba compuesto sólo por personas blancas, no existía el derecho al voto, e incluso las personas blancas que estaban en contra del Apartheid eran perseguidos y encarcelados.

Nelson Mandela fue uno de los principales y más importante personaje contra la lucha del Apartheid, quien había sido encarcelado por más de 27 años por las mismas acciones; logró ser liberado de prisión por la presión internacional y la posición en contra de las políticas del Apartheid.

Desde entonces Nelson Mandela viajó a diversos países de Europa y América para ayudar a consolidar la democracia igualitaria en Sudáfrica.

En abril de 1994, el país estaba sumido en un estado muy cercano a la guerra civil, con luchas constantes entre partidarios y retractores del apartheid, Chris Hani, uno de los líderes de color más carismáticos, fue asesinado a tiros frente a su casa, haciendo que el desconcierto en que estaba sumida Sudáfrica tuviera un giro, haciendo que el gobierno se diera cuenta que Mandela representaba la opción de una transición negociada.

Así, Mandela, por medios democráticos, logró ser escogido como el primer presidente de color de la nación, pero pese a que las leyes de segregación racial habían sido eliminadas, las personas blancas y de color no estaban unidas, por lo que en 1995, con la ayuda del Campeonato Mundial de Rugby, Mandela se dio cuenta de que el deporte podía ser el vínculo de unión entre personas blancas y de color, dejando así, la consolidación de grupos y la eliminación de la esclavitud.

Por Diego Amador Sánchez.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40