Cultura

Compartir

Carlos Fuentes marcó un eje direccional en la literatura mexicana

Con un tributo que le rendirán amigos y familiares se conmemora el cuarto aniversario luctuoso del escritor Carlos Fuentes, cuya obra póstuma "Aquiles o el guerrero y el asesino" será publicada próximamente.

Con un tributo que le rendirán amigos y familiares se conmemora el cuarto aniversario luctuoso del escritor Carlos Fuentes, cuya obra póstuma "Aquiles o el guerrero y el asesino" será publicada próximamente.

El escritor, narrador y diplomático murió el 15 de mayo de 2012 dejando huella como un referente del llamado "Boom" de la novela hispanoamericana en la década de los años 60.

Fuentes será recordado este sábado en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, con la lectura de algunas de sus obras por parte de los escritores Federico Reyes Heroles e Ignacio Padilla, la cantante Cecilia Toussaint y su viuda Silvia Lemus.

Los textos póstumos son: "Federico en su balcón" (2012), "Pantallas de plata" (2014), "Personas" (2012) y "Aquiles o el guerrero y el asesino", próximo a publicarse.

El narrador, ensayista y dramaturgo nació el 11 de noviembre de 1928 en Panamá, y su infancia la vivió en países como Argentina, Chile, Brasil entre otros países iberoamericanos.

Cursó su formación superior especializada en derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México y en Suiza, y al mismo tiempo que estudiaba trabajó en diferentes organismos gubernamentales hasta 1958.

A la edad de 12 años leyó por primera vez "El Quijote", de Miguel de Cervantes (1547-1616), pasó gran parte de su adolescencia y juventud en México, donde vivió hasta 1968.

Una vez dentro del grupo de intelectuales, creó y dirigió junto al escritor mexicano Emmanuel Carballo (1929-2014) La Revista Mexicana de Literatura.

Trabajó como becario en el Centro Mexicano de Escritores, de 1956 a 1957, colaboró con la revista "Siempre" y para 1960 fundó el periódico "El Espectador".

A la edad de 26 años publicó su primera obra titulada "Los días enmascarados" (1954), dicha publicación le dio auge a su carrera, estableciéndolo en el cuadro de jóvenes escritores de aquel tiempo.

El escritor incursionó en el teatro con su obra "Orquídeas a la luz de luna", en 1982, que se estrenó en la Universidad de Harvard. Dicha obra aborda temas políticos relacionado con la política exterior de Estados Unidos.

El trabajo literario de Fuentes fue reconocido con el Premio Nacional de Literatura de México en 1984, en el mismo año terminó su novela "Gringo Viejo", que empezó en 1948.

Para 1987 fue elegido como miembro del consejo de administración en la Biblioteca Pública de Nueva York, también destacó en la misma ciudad como periodista, escribiendo para The New York Times, Diario 16, El País y ABC.

Otras obras de autoría son: "Las buenas conciencias" (1959), "La muerte de Artemio Cruz" (1962), "Aura" (1962), "Zona Sagrada" (1967), "Cambio de piel" (1967), "Cumpleaños" (1969) y "Terra Nostra" (1975).

También fue reconocido con los premios Xavier Villaurrutia (1976), Cervantes (1987) y Príncipe de Asturias (1994), además de la Medalla Belisario Domínguez (1999), Premio Internacional don Quijote de la Mancha (2008).

En el género de cuento publicó: "Chac Mool y Otros Cuentos" (1973), "Agua quemada" (1983), "El naranjo" (1994), "Los hijos del conquistador" (1992), "Inquieta compañía" (2004) y "Cantar de ciegos" (1964).

Como obra póstuma, próximamente se publicará su libro "Aquiles o el guerrero y el asesino".


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40