Cultura

Compartir

Buenos Aires celebra a México con fiesta gastronómica y musical

Miles de argentinos que se acercaron a probar un apetitoso menú lleno de palabras desconocidas como birria, pozole, totopos, bistec, jamaica y tamarindo.

El festival gastronómico “Buenos Aires celebra a México” atrajo a miles de argentinos que se acercaron a probar un apetitoso menú lleno de palabras desconocidas como birria, pozole, totopos, bistec, jamaica y tamarindo.

La comunidad mexicana tuvo su fiesta anual el pasado fin de semana en la Avenida de Mayo donde fue instalado un paseo gastronómico, que en una gélida tarde otoñal se colmó de chilangos, veracruzanos, poblanos, tapatíos, duranguenses, michoacanos y regiomontanos que radican o estudian en Buenos Aires.

“Me vine a sacar el ‘síndrome del jamaicón”, confesó entre risas Manuel López Ramírez, estudiante de Sicología, al referirse a la nostalgia que pueden sentir los mexicanos que viven en el extranjero.

Tampoco faltaron los “argenmex”, los argentinos que vivieron durante algún tiempo en México, como cuando fueron asilados durante la dictadura, y que construyeron lazos de gratitud y afecto eternos con ese país.

A ellos se sumaron los argentinos que son cada vez más adictos a la comida mexicana que ha disfrutado de una creciente popularidad en este país sudamericano durante los últimos años, aunque sigue con el temor de que la comida sea muy picante.

Unos 20 puestos de comida ofreció una amplia variedad de platillos típicos entre los que predominaron: tacos al pastor, de barbacoa, carnitas, tinga, bistec, birria, chicharrón y pollo, aunque también hubo quesadillas, pozole y discada sonorense y hasta originales chocolates enchilados.

Las calaveritas, transformadas en un sello de distinción de la cultura popular mexicana, aparecieron por doquier, al igual que las banderas tricolores, los sarapes y los sombreros de charro, mientras una mujer representaba a Frida Kahlo y posaba con los visitantes en las fotografías y los niños participaban en talleres de pintura.

“La Chiripiorca”, “Itacate”, “Tequila y Tacos”, “Mac Taco”, “Aztlán”, “El Rey del Taco”, “María Félix”, “La Milagrosa Gourmet”, “Don Lorenzo”, “La Cantinita” y “El Charro Negro”, fueron algunas de las firmas que ofrecieron los codiciados antojitos mexicanos.

Las largas filas, que se formaban en algunos puestos, evidenciaban que eran atendidos por argentinos, ya que los mexicanos tienen mayor formación para vender comida en la calle y evitar las aglomeraciones.

En ese sentido, uno de los mejores puestos de este año fue el de “Meláo”, que ofreció tacos con verdaderas tortillas de maíz y atendió a los comensales con la misma agilidad como si estuviera en un mercado mexicano.

Pero no todo fue gastronomía, ya que también estuvo presente la editorial mexicana Fondo de Cultura Económica, y frente a la Plaza de Mayo fue instalado un escenario por el que desfilaron los grupos musicales “Hombres Lobo”, “Las Adelitas” y el mariachi “Sol Azteca”, previo desfile de trajes típicos mexicanos.

La asociación civil Mexicanos en Argentina (Menar) logró consolidarse como la organizadora de un festival que en esta edición tuvo uno de sus principales atractivos un novedoso Paseo Artesanal en el que se vendieron calaveritas, figuras de mariachis de yeso, saleros, alebrijes, sombreros de charro, tazas, cazuelas, camisetas y papel picado, entre otros.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40