Cultura

Compartir

Entrevista con la escritora Alicia Giménez Barlette

Amante de los libros, las historias y la ficción, visitó México para la presentación de su más reciente novela “Hombres desnudos”

Desde temprana edad la vida de Alicia Giménez Barlette se vio envuelta en un mar de historias, desde su punto de vista ser escritora fue más una condena que una vocación, siempre le gustó pensar que sería escritora: “Le pedía a mi padre que escribiera los cuentos que se me ocurrían”.

A lo largo de su vida los libros que ha leído la han nutrido, influido y marcado: “Me han dejado una pequeña señal, hasta los que no me han gustado”.

En 2015 le otorgaron el premio Planeta por la novela “Hombres desnudos”, un trabajo quemuestra hasta dónde la crisis económica y el desempleo orillan a las personas a realizar trabajos ajenos a su profesión. Para la autora la mejor descripción es la actualidad.

La denuncia social dentro de la novela existe, sin embargo es el lector quien debe construir, “El lector tiene que cooperar, hay que armar todo el rompecabezas, los hombres jóvenes que pierden su trabajo, otros que consideran que los valores de la sociedad es sólo lo superficial. En éste lo denuncia pero no de forma militante”.

Para la española salir de los lugares comunes dentro de la literatura se logra con subversiones de las normas sociales convencionales. Está huida a lo establecido, ayuda a encontrarse con más verdades, autenticidades e inteligencia y además, rescata humanidad.

En su último libro se abordan escenas apasionadas que requirieron de cierto cuidado especial al ser escritas, “soy cuidadosa, intento no ofender al lector, ser delicada, no herir, pero que transmita una sensualidad, porque es un tema importante”.

Según Alicia, los escritores jóvenes deben empatizar con todos los niveles sociales, con todas las personas y por supuesto devorar libros para crear sus historias.

Giménez cree que si se cambiara el sistema de enseñanza se combatiría la apatía a la lectura, afirma que las sagas comerciales como “50 Sombras de Grey” ayudan a la gente a acercarse al mundo de la ficción y la literatura.

“Es una moda que si lleva a alguien a la lectura sea lo que sea lo que lean está bien, ha habido muchas mujeres en España que lo han leído que quizá la lectura no es su hobbie habitual, sin embargo después se han enganchado”.

Para ella ningún libro, ninguna historia es menos, todas contribuyen a la formación y crecimiento personal, pero si tuviera que elegir un libro en el cual vivir, sería en la Rusia de Tolstoi, siempre y cuando sea como una aristócrata.

Por Ailyn Ríos


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40