Cultura

Compartir

Tacos de alacrán, gran atractivo para los visitantes de Durango

La gastronomía del estado de Durango ha innovado en los últimos meses con la inclusión de platillos exóticos, como el taco de alacrán, que se ha vuelto uno de los grandes atractivos para el turismo en esta región.

La gastronomía del estado de Durango ha innovado en los últimos meses con la inclusión de platillos exóticos, como el taco de alacrán, que se ha vuelto uno de los grandes atractivos para el turismo en esta región.

El restaurante Las Margaritas, ubicado en el corazón del mercado municipal de esta ciudad, es uno de los principales sitios donde se prepara este singular platillo, preparado a base de alacrán, animal que abunda en la región y que es de los más venenosos.

Eso poco le importa a quienes asisten a este negocio para disfrutar este platillo, que es de los preferidos por los visitantes y algunos lugareños, por su textura crujiente y su sabor a papas fritas.

Mayela Martínez compartió con Notimex su receta del taco de alacrán el cual, aseguró, desde hace unos seis meses es de lo más pedidos por los comensales.

"Lo piden mucho más que el caldillo duranguense, que es muy tradicional. Muchos preguntan por curiosidad, otros porque quieren probar comida exótica como en varios países y otros tantos porque dicen que tiene propiedades curativas", comentó Mayela, mientras saca de una de las gavetas el cuchillo afilado.

Un tanto nerviosa, pero siempre sonriente, Mayela muestra los alacranes, que tiene un color obscuro opaco, debido a que previamente fueron guardados en alcohol, para su conservación.

"Cuando los traen vivos de la sierra, los echamos en alcohol y pueden estar así por mucho tiempo, hasta que los sacamos para cocinarlos y darle esa textura crujiente que encanta", comentó.

"Ya no tienen veneno", dijo, aunque no sabe exactamente cómo es que lo pierde, "pero sabe muy rico y es crujiente".

Mientras tanto, pone a la lumbre una sartén con mucho aceite, mientras raya un poco de queso manchego y corta un costado del alacrán sacando un espeso líquido de color grisáceo.

"Hay que lavarlo bien, que no quede nada", dice la experta cocinera, quien aprendió el oficio de manera empírica, por lo que los años han sido su mejor aliado.

"Tengo algo de tiempo en esto de la cocina", recuerda Mayela, quien siempre proyecta buen humor, el cual transmite en todo el lugar, donde a lo lejos se puede escuchar al cantante solitario que por unas monedas interpreta temas populares.

"El aceite debe estar muy caliente" explicó, al tiempo que introduce al alacrán perfectamente lleno de rayadura de queso, a los pocos minutos lo saca del sartén y lo pone a escurrir.

En tanto, ya está lista la tortilla de maíz con lechuga y jitomate que espera el toque final: un crujiente alacrán listo para llegar al paladar, y aunque se ve un tanto extraño el taco, los comensales lo disfrutan y hay quienes pese a poner cara de desagrado, al probarlo cambian su impresión.

"Es un sabor a papa frita con un toque de tequila", dice Mayela, al aclarar que no le puso vino u otro ingrediente."Este taco se ha vuelvo muy atractivo para los visitantes, pero he de confesar que los duranguenses piden poco este platillo, que empezó a hacerse popular hace unos seis meses", explicó.

Aunque no saben de dónde nació la idea del taco de alacrán, lo cierto es que lo han acogido en poco tiempo como parte de su gastronomía y lo han popularizado, al igual que los artículos decorativos que tienen como sello distintivo a este arácnido


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40