Cultura

Compartir

Tenor mexicano Arturo Chacón triunfa en La Traviata en Roma

Una experiencia inolvidable

Con una calurosa respuesta del público, el tenor mexicano Arturo Chacón Cruz interpretó a “Alfredo Germont” , el principal personaje masculino de La Traviata, de Giuseppe Verdi, en una de las versiones más impresionantes de esa ópera en cartelera en Roma.

“Es una experiencia que nunca voy a olvidar”, dijo Chacón Cruz en entrevista con Notimex sobre su participación en el espectáculo.

La Traviata, bajo la dirección escénica de Sofia Coppola y con vestuario del modista Valentino, antes de su apertura ya había vendido un millón 200 mil euros (un millón 338 mil dólares) en boletos y logrado para el Teatro dellOpera di Roma el mayor ingreso económico en toda su historia.

Con 16 años de carrera, el cantante mexicano ha interpretado La Traviata en 14 ocasiones en escenarios de todo el mundo.

En la actual temporada del teatro romano, inaugurada el 22 de mayo, participa en siete de las 15 funciones (en otras seis Alfredo es interpretado por Antonio Poli y en dos por Matteo Desole) que concluirán el próximo 30 de junio.

“Mi agente me dijo que me querían para esta Traviata, dirigida por Sofía Coppola y no lo podía creer. En Italia nunca había cantado una Traviata, porque es como si yo le dijera a los mexicanos que un italiano va a ir México a cantar en el concurso mundial del mariachi como el solista principal”, señaló.

Dijo que interpretar La Traviata en la patria de la ópera “es un gran honor” y que aunque al principio temía “un poco de resistencia” del público, ha sido recibido “muy bien”.

“Me he encontrado con gente muy calurosa y muy amable, es la primera vez que canto en el Teatro de la Opera de Roma. Había cantado en La Scala de Milán, en Turín, en Bolonia, en Venecia y en todos los principales tetaros de Italia, menos en el Teatro de la Opera de Roma”, afirmó.

Reconoció que en Italia el público conoce muy bien la obra de Verdi y recuerda que entre sus intérpretes han estado tenores de la talla de Luciano Pavarotti o Giuseppe Di Stefano.

“Me atrevo a decir que también en la Ciudad de México la conocen igual de bien porque se ha presentado mucho ahí”, dijo.

El tenor, nacido en 1977 en Sonora, confirmó que La Traviata de Coppola es la más “impresionante” y “grande” de todas en las que ha participado, con un “intenso” trabajo de equipo y una presencia constante en los ensayos del modista Valentino Garavani, uno de los principales impulsores del proyecto.

Consideró que se trata de una versión tradicional que refleja lo que quiso Verdi cuando la escribió: demostrar y desarrollar las voces y las relaciones entre los personajes.

Ese, dijo, es también el estilo de Coppola, hija del cineasta Francis Ford Coppola y directora de películas como “Lost in translation”, “Las vírgenes suicidas” y “Marie Antoinette”.

“Ella busca la verdad en cada personaje, en cada actor. Entonces en este caso buscó el personaje real dentro de mí y de cada uno de los actores y lo fue adaptando poco a poco para que fuera visualmente atractivo y también para que contara una historia. Sofía nos dio mucho nuestro lugar a los artistas”.

Chacón resaltó la buena relación con sus compañeros de trabajo, en particular con su contraparte femenina, la soprano italiana María Grazia Schiavo, que interpreta a Violetta Valery en ocho de las 15 funciones (en las otras siete el papel corre a cargo de Francesca Dotto).

“Hay mucha química con María Grazia, que es napolitana y yo con los napolitanos, que se parecen a los mexicanos, me llevo muy bien. Estamos haciendo un gran trabajo que nunca olvidaré, todo ha sido una gran experiencia y estamos muy emocionados. Trabajamos mucho para hacer algo diferente, pero fiel a Verdi para no faltarle el respeto al pueblo italiano”, anotó.

El resultado ha sido apreciado por el público, que durante todas las funciones ha abarrotado el teatro y aplaudido de pie a los intérpretes.

“Nunca me había pasado que mi personaje de Alfredo recibiera tantos aplausos, porque normalmente el público como que lo culpa de la muerte de Violeta, pero con Sofía sacamos a relucir ese amor, esa dulzura y también esa pasión y esa locura que hay en el amor”, señaló.

Chacón dijo que la primera versión de La Traviata que escuchó era interpretada por el tenor Plácido Domingo, que al igual que él empezó como barítono.

“Cuando me invitaron a hacerla con él no me lo creía. El maestro tiene una particularidad, es como si el papel lo hubieran escrito para él. De él escuché y aprendí por primera vez la Traviata, posteriormente tuve la gran oportunidad de escuchar al maestro Ramón Vargas cantándola y de él aprendí mucho también”.

Resaltó que la buena acogida por parte del público italiano a su interpretación obedece a que se da cuenta que su entrega en el escenario es total.

El tenor refrendó su compromiso de llevar en alto el nombre de México en los escenarios del mundo, pese a los prejuicios y el racismo con los que se ha topado.

“He sentido muchas veces el prejuicio por ser mexicano. Me he topado con mucho racismo. En una ópera muy importante en Estados Unidos un anciano se molestó y se alzó con un golpe de la mesa cuando le dije que era mexicano y no italiano. Al maestro Ramón Vargas le pasó lo mismo con una candidata muy importante de ese país”, señaló.

Por eso dijo que busca motivar a los jóvenes de manera “aspiracional” a que defiendan a México, donde “hay un gran semillero de voces”.

Tras su participación en La Traviata en Roma, Chacón irá un mes a Moscú, donde tendrá el papel principal en la ópera “La Condenación de Fausto” de Hector Berlioz. Después estará unos días en Miami, su lugar de residencia, antes de viajar a Los Angeles para participar en “Macbeth” con Plácido Domingo.

Posteriormente irá a Viena y en febrero próximo estará en Valencia, España a donde será llevada “La Traviata” de Coppola. “Me siento muy orgulloso de ser mexicano con una producción tan importante en España”, dijo.

La antepremier de “La Traviata” en el Teatro dellOpera di Roma, el pasado 22 de mayo, fue “el evento del año” en la capital italiana y a ella asistieron figuras como Franis Ford Coppola, Valentino Garavani y su socio Giancarlo Giammetti, Monica Bellucci, Keira Knightley, Liz Hurley, Kim Kardashian, entre muchos otros.

La Traviata es una ópera en tres actos basada en la novela de Alexandre Dumas “La dama de las camelias” y tiene como personaje principal a la cortesana parisina Violetta Valery (Marguerite Gautier en la obra de Dumas).


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40