Cultura

Compartir

"La eternidad no tiene futuro" traza la duda como motor de cultura

De acuerdo con la Secretaría de Cultura Federal, se trata de un texto crítico y reflexivo

"La eternidad no tiene futuro", del diplomático Enrique Berruga Filloy, es una novela que traza la duda como un motor y generador de la cultura, afirmó el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa.Al presentar la obra en el Auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología, Tovar y de Teresa destacó el buen humor del autor, su reflexión y conocimiento, con preguntas sobre el hombre, la razón de la existencia, el alma y la relación entre el amor y la muerte.

De acuerdo con la Secretaría de Cultura Federal, se trata de un texto crítico y reflexivo, editado por Planeta, que aborda con humor el tema de la muerte a partir de Blanco, un joven que llega al paraíso y se asombra de lo que ve.

Sin embargo, el protagonista está aferrado al recuerdo de su viaje por la Tierra y está inconforme de estar en el mundo de los muertos.

En su intervención, el periodista Jorge Zepeda Patterson consideró que se trata de un divertimento y un compendio filosófico, así como un manual del usuario sobre su primer día en el cielo.

Sobre su propuesta literaria, el autor Enrique Berruga Filloy explicó que nació de dos obsesiones presentes en el ser humano: la supervivencia y el amor.

"El amor y su socio natural, el sexo, permiten la preservación de la especie. Tan obsesionados estamos con esto que llegamos a creer que la vida no se termina donde se termina. Es más, llegamos a creer que iremos a la eternidad", expresó.

Además de "La eternidad no tiene futuro", Berruga Filloy ha publicado las novelas "Destino: Los Pinos" (en coautoría con Mario Melgar), "El martes del silencio" y "Propiedad ajena".


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40