Cultura

Compartir

Tiene Nayarit cuatro sitios emblemáticos de México y el mundo

Nayarit tiene cuatro “Número 1”, en su historia: Aquí se construyó y operó el primer hotel de América Latina, el Bola de Oro; en la entidad estuvo la primera Aduana Marítima de México; Se edificó la primera Casa Consistorial del país, y se acondicionó el primer panteón del país.

Nayarit tiene cuatro “Número 1”, en su historia: Aquí se construyó y operó el primer hotel de América Latina, el Bola de Oro; en la entidad estuvo la primera Aduana Marítima de México; Se edificó la primera Casa Consistorial del país, y se acondicionó el primer panteón del país.

Licenciado en Diseño Gráfico, especialista en Diseño Arquitectónico, y licenciado en Comunicación y Medios, Manuel Alejandro Bustos dedica ratos libres de las semanas Santa y de Pascua, temporada navideña y de asueto escolar, a su pasión, la promoción de actividades culturales, como guía en turibuses que tiene el gobierno municipal de Tepic.

Durante una entrevista Bustos comentó que el Portal Bola de Oro, u Hotel de La Bola de Oro, un emblema de la historia nayarita comenzó su edificación en el año de 1840.

Al principio era una residencia de grandes proporciones. Aunque algunos cronistas e historiadores difieren en la fecha de su origen, los más coinciden al apuntar que el Portal de La Bola de Oro surgió en 1786, año en que el dueño de la finca, Pablo Antonio de Santa María y Rentería, dio por terminada la construcción de dos plantas y los portales.

Ciertamente, el 1840, por una iniciativa del comerciante don Alejandro Santa María y Chorroco, la antigua y bonita propiedad de sus padres fue habilitada como hotel, y de esa forma, se convirtió en el principal establecimiento con esa nomenclatura en América Latina, pero a decir verdad, hay estudiosos de la historia que dicen que de todo América.

De acuerdo con el entrevistado, el Hotel Bola de Oro hospedó a personajes importantes y famosos de diversos ámbitos de la sociedad de aquellos años. Jefes políticos, acaudalados comerciantes, damas de alcurnia, y caballeros del mundo de las artes y la intelectualidad quienes tenían en Tepic un descanso en su paso de Guadalajara a San Blas y viceversa.

El hotel ofrecía diversos servicios en sus áreas debidamente acondicionadas para dar confort a los viajeros. Al salir de las habitaciones, los huéspedes se dirigían al restaurante o a los jardines, a los baños o al salón de juegos de salón, y disponían de diligencias que los llevaban a donde ellos desearan. Todo eso era bien visto y valorado por la elite.

La aduana, prosiguió Aleks, se construyó en 1822 y fue inaugurada por Agustín de Iturbide en el puerto más grande e importante de la época, San Blas, a donde llegaban las importaciones de Estados Unidos, Asia, Europa, Centro y Sudamérica. “Todo llegaba a San Blas y en tres días ya estaba en Tepic, donde se registraba y distribuía a todo el país”.

Respecto a la primera Casa Consistorial que era la Casa del virrey de la Nueva España en México, dijo, se ubicó en Tepic en 1532, porque en ese entonces la localidad era llamada oficialmente así.

Habían llegado en 1930 a Tepique (hoy Tepic) y dos años más tarde ya era la capital de la Nueva España, llamada Villa del espíritu Santo de la Nueva España de Santiago de Compostela de la Nueva Galicia.

También, dijo, el panteón más antiguo del país está aquí, se le considera así porque fue el primer espacio destinado a la inhumación de personas al que los conquistadores llamaron “panteón”. En 1540 se dieron cuenta que era un terreno que los Coras usaban como Tierra Sagrada para enterrar a sus muertos.

Se adueñaron del sitio para los mismos fines y le cambiaron el nombre por el de panteón. Hasta hoy permanece intacto, creció y hoy es el Panteón Hidalgo de Tepic.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40