Cultura

Compartir

Con mesa redonda recordarán 120 años del natalicio de Agustín Lazo

Lazo refleja en sus lienzos el espíritu mexicano de principios del siglo veinte, retratando la ruda y cruda realidad, del hombre común en el México de aquella época

Para conmemorar los 120 años del natalicio del artista plásticoAgustín Lazo (1896-1971), se llevará a cabo la mesa redonda "La invención de un cuadro", con la participación de Natalia de la Rosa y Laura González Matute, el próximo 14 de julio en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

La curadora del Museo de Arte Moderno, Natalia de la Rosa, indicó que Lazo formó parte de la vanguardia artística mexicana, aun cuando no estuvo vinculado a la corriente muralista, fue un creador con un desarrollo propio y parte de la propuesta de los contemporáneos, relacionado en especial con Xavier Villaurrutia (1903-1950).

En declaraciones difundidas por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), De la Rosa señaló que la característica principal del también diseñador y dramaturgo es que se relacionó con la metafísica italiana, de ahí que haya sido uno de los primeros pintores interesados en asuntos oníricos.

Apuntó que el artista perteneció al grupo Los Contemporáneos, y aunque los muralistas mantenían opiniones diversas, formaban parte del mismo proyecto cultural de esos años.

Lazo cuestionaba la práctica artística en sí y se involucró en cuestiones del arte por el arte, el purismo y la reflexión sobre el medio, al igual que muchos creadores de su época; no se implicó en argumentos ideológicos o políticos.

La curadora comentó que Lazo también elaboró pintura al fresco, como se puede apreciar en algunos edificios de la Secretaría de Educación Pública (SEP), y realizó escenografías como Julio Prieto (1912-1977), José Clemente Orozco (1883-1949) y Gunther Gerzso (1915-2000).

Agustín Lazo, agregó, "es una ventana a la complejidad existente en el México artístico de la primera mitad del siglo XX, pero también permite ver su relación con la pintura, la literatura y el teatro, al haber sido amigo de Carlos Pellicer, Jaime Torres Bodet, José Gorostiza, Salvador Novo y Villaurrutia, entre otros, con todos ellos estableció conexiones entre la poesía y la pintura.

"Lazo generó por sí mismo una propuesta un poco autónoma en cuanto a la tendencia de esos años, que era el muralismo, no le interesaba el contenido, sino la propia reflexión plástica del cuadro, la individualidad de su figura y la calidad de su obra son diferentes y muy propias, en sí, abrió una pauta al arte mexicano", finalizó.

El escritor mexicano Xavier Villaurrutia afirmaba en uno de sus textos que "Agustín Lazo pinta, casi siempre, sin modelo, consonancia perfecta, intelectualista, que produce la misma impresión que una rima justa en un poema", además expresaría que "con un sentido notable de lo que es el teatro, realiza en el escenario del Teatro de Orientación escenificaciones perfectas".


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40