Cultura

Compartir

INAH reconoce trayectoria de la historiadora Virginia Armella de Aspe

El historiador mexicano Miguel León Portilla elogió el trabajo de Armella de Aspe

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reconoció anoche las seis décadas de investigación y registro de arte popular y virreinal de la historiadora del arte Virginia Armella de Aspe. En la ceremonia realizada en el Alcázar del Museo Nacional de Historia Castillo de Chapultepec, el historiador mexicano Miguel León Portilla elogió el trabajo de Armella de Aspe y ofreció un breve discursos sobre la riqueza de la cultura mexicana y el legado del mundo prehispánico.

“Somos la cultura de los tres panes: el de maíz (México), el de trigo (España) y el de arroz (China). Es rico el legado prehispánico y Virginia nos ha mostrado ese legado, su obra se inscribe en las contribuciones que hicieron Don Manuel Toussaint, Francisco de la Maza, Justino Fernández y otros más. Es una obra fundamental”, expresó.

Indicó que los trabajos de Armella ahondan con cuidado, cariño y dedicación aspectos que otros no han abordado, además de que le interesa la pintura novohispana, dijo quien es considerado el principal experto en materia del pensamiento y la literatura náhuatl.

Con el carisma que lo caracteriza, León Portilla manifestó: “amiga, haz enriquecido el conocimiento de la cultura novohispana que en el fondo es México; no solo te interesó la pintura o la indumentaria, también la investigación, restauración y difusión, es un gran privilegio ser tu amigo”.

Acompañada de autoridades del INAH, amigos, colegas, familiares e invitados especiales, Virginia Armella de Aspe ofreció una larga y tediosa autobiografía de la que incluso, ella misma se aburrió, pues luego de leer por más de 15 minutos, mencionó en dos ocasiones que “le cortaría” a su discurso.

Tras haber sido la última en tomar la palabra y al descender la temperatura en dicho espacio, los presentes comenzaron a distraerse con sus celulares, otros más aprovecharon para ir al baño, en otros era visible la desesperación y uno que otro abandonó el lugar.

De acuerdo con la políglota y académica de número de la Academia Mexicana de Ciencias, Artes y Letras correspondiente de la Real Española, fue Teresa Franco, titular del INAH, quien le sugirió leyera dicha autobiografía.

“Me da un poco de pena, porque va a ser una especie de autobiografía, pero me dijo Tere que así tenía que hacerlo”, mencionó la ex directora de la Pinacoteca Virreinal y del Museo de El Carmen.

Acto seguido, Armella leyó sobre su larga vida de trabajo, recordando su infancia, su adolescencia y haciendo énfasis en su pasión por la investigación y el mundo novohispano.

Antes, Teresa Franco destacó los aportes de la homenajeada en los campos de la investigación, registro de arte popular y virreinal. “A Virginia no se le escapa nada, puede ser algo que ve a lo lejos en cerámica, puede ser un huipil, de pronto algún decorado”, dijo la funcionaria quien agregó que Virginia escogió el tiempo y espacio de su propia realidad histórica.

Tas los elogios, Teresa Franco, felicitó a la también miembro de la Comisión para la Defensa del Patrimonio Monumental e Histórico de San Ángel.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40