Cultura

Compartir

Muestra “Ballenas” en Centro Cultural Tijuana

Pedro Ochoa Palacio, indicó que la “Exposición Ballenas” ésta integrada del propio acervo del complejo cultural, tales como un fósil, reproducciones y fotografías.

Los gigantes de 15 metros, ágiles y más largos que un autobús, avistadas en aguas poco profundas, se muestran en la exposición “Ballenas” del Centro Cultural Tijuana.En entrevista con Notimex, el director del Centro Cultura de Tijuana (Cecut), Pedro Ochoa Palacio, indicó que la “Exposición Ballenas” ésta integrada del propio acervo del complejo cultural, tales como un fósil, reproducciones y gran variedad de fotografías.

La exposición muestra las barbas de la ballena gris, el fósil de la costilla de la ballena azul, cachalote, beluga, orca, la teoría evolutiva de la ballena y la reproducción de la vértebra de la ballena gris.

Durará cuatro meses la exposición que acompaña a la película “Ballenas” recién estrenada en el Domo IMAX del Centro Cultural Tijuana.

El paisaje y el ecosistema de nuestra península dependen en gran parte de las ballenas, migrantes como nosotros, cada año las ballenas nadan miles de kilómetros para hacer su vida y crear vida en los mares del Pacífico y del Golfo de California.

Este enorme mamífero ha despertado la imaginación de las personas desde hace siglos, y representa una de las evidencias más sorprendentes de la evolución y de la capacidad de la naturaleza para adaptarse al medio ambiente.

Es por ello que las ballenas intrigan a la ciencia y a la literatura y razón por la cual son parte del patrimonio natural de la región.

Las ballenas jorobadas son acróbatas magníficas, que se sumergen a profundidades de hasta 300 metros, unen sus cantos y crean música de las profundidades, las ballenas son seres magníficos y complejos, dignos de protegerse con el derecho a la vida.

Por siglos, las ballenas fueron casadas y fundidas en aceite para iluminar nuestras ciudades, los cazadores usaron, incluso, arpones explosivos y casi finalizaron con las ballenas jorobadas en el mundo.

Después de un año de gestación la ballena madre da a luz a una cría de cuatro metros de longitud, la quea flota en un vasto mundo azul donde las ballenas comparten las aguas con toda una comunidad de vida marina.

Incluso, cuando duerme la madre, la cría no se aleja de ella y después de unas semanas con mucha energía se aventura a explorar el mar sola.

Tras el primer año duplican su tamaño, cada cría permanece con su madre sólo alrededor de un año en lo que conocen el mundo y la forma de migrar a miles de kilómetros y aprenden qué comer y cómo hallarlo, así como en quien confiar.

Países como Japón, Noruega e Islandia aún permiten la cacería de ballenas, “actualmente, no las matamos a propósito, pero sin darnos cuenta mueren en choques con barcos teniendo un impacto fatal ya que el número de barcos en los mares se ha duplicado en los últimos 12 años”.

Para ayudar a que las ballena no mueran se puede reducir la velocidad de los barcos, o trazar rutas marítimas que rodeen las vías migratorias de las ballenas.

Las ballenas madres pasan meses enteros sin comer, para encontrar alimento las ballenas jorobadas viajan al sur a las profundas aguas del Atlántida y muchas ballenas en el pacífico norte migran hacia Alaska.

La mayor parte del tiempo las ballenas en Alaska se alimentan del pescado creel, pequeños crustáceos que abundan, las ballenas jorobadas en lugar de dientes tienen barbas como un cedazo que cuelga de su paladar permitiéndole dejar pasar el agua y bocados como peces.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40