Cultura

Compartir

Se cumplen 80 años de la muerte de la Premio Nobel Grazia Deledda

La escritora y narradora italiana Grazia Deledda, cuyas novelas vinculadas a las tradiciones rurales y arcaicas de la isla de Cerdeña le hicieron acreedora al premio Nobel de Literatura 1926, falleció hace 80 años, el 15 de agosto de 1936.

La escritora y narradora italiana Grazia Deledda, cuyas novelas vinculadas a las tradiciones rurales y arcaicas de la isla de Cerdeña le hicieron acreedora al premio Nobel de Literatura 1926, falleció hace 80 años, el 15 de agosto de 1936.

De acuerdo con datos de su vida, llegó al mundo en Nuoro el 27 de septiembre de 1871 y desde sus primeros años de vida mostró ser una observadora perspicaz de cuanto le rodea, anhelante de libertad y oprimida por la vida encorsetada del pueblo, a lo que sólo pudo dar curso a través de la escritura.

Creció en el seno de una familia perteneciente a la burguesía, aunque no le pudo ofrecer la posibilidad de estudios regulares ya que les eran negados a las mujeres de la época, provocando que la escritora forjara una cultura autodidacta, desordenada y en cierto modo poco profunda, de acuerdo con el portal “solodelibros.es”.

A los 17 años, con esas escasas herramientas escribió cuentos que se publicaron en revistas dedicadas a temas femeninos, indica la página “biografiasyvidas.com”.

En 1892 publicó “Flor de Cerdeña” y “Las vías del mal”, que fue reseñada por Luigi Capuana; posteriormente, en 1900 se casó con el funcionario del Ministerio de Finanzas Palmiro Madesani, con quien se trasladó a Roma.

A partir de 1900 publicaría casi cada año, publicaciones entre las que destacan “Cenizas” (1903), “La hiedra” (1906), “Cañas al viento” (1913), “Mariana Sirca” (1915) y “La madre” (1920).

Su temperamento romántico y en cierto modo adolescente recreó argumentos tomados de las historias orales de su isla natal. Fundidas con una lectura atenta de los textos bíblicos y de los novelistas europeos de su tiempo, las historias alcanzaron un fondo moral que trasciende la literatura naturalista a la que, en rigor, pertenecían, según la fuente.

Durante 1910 escribiría dos novelas, a las cuales se considera el resultado de una voluntad tenaz para escribir más: "Nuestro maestro”, que muestra un fondo social en un aparente texto plano, y “Hasta frontera”, que en algunos aspectos es autobiográfica.

La escritora llegó a publicar dos libros por año, rápido ritmo que incluye a las novelas "Las palomas y halcones" (1912) "Claroscuro" (1912), "Cañas en el viento " (1913), "Las faltas de los demás" (1914), "Mariana Sirca" (1915), la colección "El niño oculto" (1916), "El fuego Grove" (1917) y "La madre" (1919).

El 10 de septiembre de 1926 la escritora italiana recibió el Premio Nobel de Literatura, convirtiéndose en el segundo escritor de su país en recibir el galardón.

Grazia Deledda, quien pasó de las aventuras románticas a las narraciones con profundidad psicológica que no pertenecen por entero a ninguna tradición literaria, murió en Roma el 15 de agosto de 1936.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40