Cultura

Compartir

Exhiben “Miguel EN Cervantes” en el Centro Cultural España

Miguelanxo Prado y David Rubín revelan datos y detalles curiosos de la vida de ese autor

La exposición “Miguel EN Cervantes”, donde la gráfica y la ilustración se unen para establecer un diálogo entre las escenas más destacadas de la vida de Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616) y su obra “El retablo de las maravillas”, se inauguró anoche en las Salas 1 a 5 del Centro Cultural España en México (CCEM).

Al declarar inaugurada la muestra, Carlos Ruiz, director del recinto, explicó que el recurso curatorial de la muestra descansa en dos ilustradores hispanos, quienes a través de sus viñetas dejan ver al espectador el contexto social, político, económico y cultural en que vivió Miguel de Cervantes Saavedra, gloria de las letras en español cuya vida privada es una incógnita.

De acuerdo con el funcionario cultural, Cervantes tuvo una vida muy apasionante, pero poco conocida: Fue espía del rey Felipe II, trabajó para la Iglesia aunque se sospecha que tenía sangre judía, vivió un asalto pirata en alta mar, estuvo preso, viajó incansablemente y fue recaudador de impuestos. “Su propia vida pudo ser personaje de su mejor novela”.

Sin embargo, dijo Ruiz, su gran éxito, “El Quijote”, eclipsó al autor y un halo de misterio lo ha rodeado siempre. En esta ocasión, la muestra deja que Miguel hable a través de la boca de sus personajes. Sus opiniones en torno a la sociedad, el amor, la familia y la educación se respiran detrás de sus textos. Y así, mira al lector desde las bambalinas de sus obras.

Esta muestra tiene como objetivo dar a conocer al apasionante personaje que fue Miguel de Cervantes a través de la relectura de una de sus mejores obras de teatro, “El retablo de las maravillas”. Este entremés mezcla ficción y realidad, y se convierte en viaje perfecto para mostrar las conexiones que existen entre esta obra y la biografía del genial escritor.

“Miguel EN Cervantes” pretende acercar el personaje de Miguel de Cervantes a los todos lectores de hoy, y lo hace a través de un lenguaje que ha atravesado todos los tiempos, el de la imagen. “Los dibujantes e historietistas Miguelanxo Prado y David Rubín, son los encargados de descubrir, a través del cómic y la ilustración, detalles curiosos”, acotó Ruiz.

Prado perfila con un lenguaje realista el físico del escritor y su trayectoria vital, recreando los escasos datos ciertos sobre su biografía y las teorías y conspiraciones que giran en torno al personaje, mientras que Rubín traslada la acción de “El retablo de las maravillas” a viñetas y pone rostro a sus personajes. El resultado es un provocador diálogo artístico.

Ese diálogo invita al espectador a crear su propia imagen de ese aventurero y genio que fue Miguel de Cervantes, del que no se conserva ni una sola imagen oficial ni una sola obra manuscrita. Esta exposición conmemora el IV Centenario del fallecimiento del escritor y hace viajar por la obra y la tan desconocida vida de Miguel de Cervantes.

Miguelanxo Prado es un autor gallego conocido por el álbum “Trazo de Tiza” (1993), premiado en Barcelona y Angoulême, y la serie de historietas cortas humorísticas “Quotidianía delirante”, realizadas para la revista “El Jueves”. Su trabajo más reciente es la novela gráfica “Ardalén” (2012), por la que recibió el Premio Nacional del Cómic.

David Rubín, es fundador del colectivo de cómic Polaqia. Es autor de “La tetería del oso malayo”, “El circo del desaliento”, “El héroe 1” y “El héroe 2”. Ilustró la recopilación de los cuentos de Robert Howard sobre Solomon Kane. Apenas publicó una adaptación del poema “Beowulf", en colaboración con Santiago García, concluyó Ruiz. La exposición estará abierta al público hasta el 16 de octubre.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40