Cultura

Compartir

Charles Bukowski, uno de los escritores más influyentes del siglo XX

“El amor es un perro del infierno”

El escritor estadounidense Charles Bukowski, quien fuera nombrado como uno de los autores más influyentes del siglo pasado, por obras como “El amor es un perro del infierno”, nació el 16 de agosto de 1920.

De padre estadounidense y madre alemana, el literato vino al mundo en Andernach, Alemania, pero su familia se trasladó a California, Estados Unidos, cuando él tenía tres años, y fue ahí donde creció y vivió hasta el último de sus días.

Siendo joven, creció en un barrio pobre y tras la Gran Depresión (1929) soportó la miseria y los castigos de su padre, quien era un oficial militar.

Estudio periodismo mientras tuvo varios oficios pero no llegó a graduarse; se entregó durante 10 años al alcohol y al vagabundeo sin rumbo, de acuerdo con datos de su vida publicador en el sitio “biografiasyvidas.com”.

Decía preferir los lugares que no fueran típicos de escritores e iba a bares o cuartos solitarios y oscuros para comenzar sus obras; de esta época escribe sus primeros poemas y cuentos que publicaría a partir de 1940.

En 1956 comenzó a trabajar para la oficina de correos, empleo que le serviría como inspiración para escribir su primera novela “El Cartero” (1971), donde aparece por primera vez “Henry Chinasky”, personaje que fue el alter ego del autor y que aparecería en todos sus trabajos posteriores, excepto en su novela “Pulp”, publicada en 1994.

En su obra, de acuerdo con la fuente, retrató a todo tipo de personajes de la vida nocturna y marginal, desde jugadores, prostitutas, alcohólicos, bravucones y soñadores arruinados, como su propio alter ego.

Bukowski, quien también publicó “Crucifijo en una mano muerta” y “Los días pasan como caballos salvajes sobre las colinas”, hizo pública en muchas ocasiones su gusto por las apuestas y su afición por las mujeres y el alcohol.

Estos también serían los temas destacados en su poesía, en donde la lírica es poca y el realismo es mucho; raramente se puede encontrar en su prosa aires de comicidad, felicidad y sentimentalismo, asimismo según la misma fuente.

Indicó que es visible la agilidad con la que cuenta historias donde los finales son subidos de tono y el lenguaje coloquial.

De sus recopilaciones de relatos destaca “Música de cañerías” (1983), que consta de 34 narraciones, donde todo tipo de personajes de la vida nocturna se cruza para compartir la soledad y el alcohol en algún bar o esquina.

En general, sus narraciones son de un humor grotesco y espontáneo, el cínico “Henry Chinasky” es el protagonista de varias de estas narraciones.

Hacia el final de su vida, su obra había tenido tantas críticas negativas como positivas, pero tuvo un gran éxito profesional y una considerable producción literaria.

Incluso hizo su aparición en distintos medios de comunicación; en cine Marco Ferrreri llevó a cabo “Ordinaria Locura” y Barbet Schroeder realizó “Barfly”, con un guión escrito por el mismo Bukowski.

Charles Bukowski dejó tras de sí más de mil poemas, seis libros de relatos y cinco novelas hasta que la muerte lo alcanzó, el 9 de marzo de 1994 debido a la leucemia.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40