Cultura

Compartir

Pianista rarámuri Romeyno Gutiérrez difunde su tradición musical

Con la firme convicción de difundir la música de su comunidad, el pianista rarámuri Romeyno Gutiérrez se presentó anoche en el Foro José Solé

Con la firme convicción de difundir la música de su comunidad, el pianista rarámuri Romeyno Gutiérrez se presentó anoche en el Foro José Solé de esta capital para ofrecer un recital que además de la interpretación de piezas de compositores clásicos incluyó danzas tradicionales.

Momentos antes de su presentación, que se realizó en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas (9 de agosto), el músico explicó en entrevista con Notimex que en cada concierto hace un saludo musical de la sierra del norte de Chihuahua.

Destacó que uno de sus propósitos es tocar música rarámuri para difundirla en la sociedad mexicana y que no se quede solo en su comunidad, por lo que a través del piano comparte lleva su tradición musical a otros lugares para que conozcan sus danzas.

Su pasión por aprender a tocar piano, explicó el maestro, empezó desde que era un niño, había escuchado la música de su comunidad pero en violín y guitarra.

“Gracias a Dios logré pasarlo al piano, por lo que tocar algo nuestro al inicio de cada concierto que ofrezco es como un saludo de mi pueblo al público”, señaló.

Reconoció que llegar a ser un pianista profesional no fue nada fácil, era escalar con mucho esfuerzo, porque en la comunidad donde vivía es un pueblo muy alejado, lejos de una escuela para estudiar y salir adelante.

“Creo que al elegir la música fue algo aún más difícil, no era fácil encontrar un maestro de música, pero lo encontré con mi padrino Romayne Wheeler y con mucho esfuerzo logré estudiar piano”, explicó.

Detalló que su maestro hace una pequeña introducción en los conciertos que ofrece él, “él es el primer nativo del continente que se dedica de corazón a la música”.

Recordó que desde los 5 o 6 años se la pasaba mirado desde la ventana a su padrino que ensayaba, “a él se le hizo raro que un niño estuviera ahí mirándolo sin aburrirse, se dio cuenta que yo tenía algo desde pequeño y me acercó al piano”, explicó el pianista, nacido en Retosachi, municipio de Batopilas, Chihuahua.

Al terminar la charla, Romeyno Gutiérrez subió al escenario para complacer a los asistentes con un programa de danzas y obras de compositores clásicos, fuertemente ovacionada.

Ante la presencia de José Reyes Baeza, director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, el pianista rarámuri, con su atuendo tradicional, ejecutó con virtuosismo cada una de las piezas.

Temas tradicionales como “Danza del venado”, “Canto azul”, “Danza del conejo” y “El fin de la fiesta”, convivieron la misma noche con “Vals Bluette Op. 12 No. 2”, de Ricardo Castro; “Vals Op. Póstumo”, de Frederic Chopin; “Impromptus Op. 142 No. 2”, de Franz Schubert y “Recuerdo de la Alhambra”, de Francisco Tarrega.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40