Cultura

Compartir

Tamaulipas ofrece su cultura y gastronomía típica a visitantes

Uno de los alimentos más conocidos que se ofrecen a los visitantes es la “carne a la tampiqueña”

Cada una de las regiones de Tamaulipas tiene preparado para los visitantes, delicias típicas hechas a base de carne, pescados y mariscos, o platillos elaborados con vegetales y legumbres cultivadas en estas zonas, atractivos que suma a su rica cultura.

En la zona Sur, conformada por los municipios de Aldama, González, Tampico, Ciudad Madero y Altamira, destacan platillos elaborados a base de pescados y mariscos, como negrilla, huachinango, robalo, camarón y jaibas rellenas.

Uno de los alimentos más conocidos que se ofrecen a los visitantes es la “carne a la tampiqueña”, compuesta por una tira de filete de res, con enchiladas, rajas de chile poblano, guacamole, frijoles negros refritos y queso fresco.

Reconocidos por el cultivo de caña de azúcar, los municipios de Mante y Xicoténcatl también cosechan soya, cártamo, tomate, cebolla, chiles y hortalizas.

En Nuevo Morelos está el palmito, un tallo planco que se obtiene de la palmera y que se prepara con camarones o con masa de nixtamal, además de tener entre sus platillos típicos son los langostinos.

Por otro lado, en la región centro, los visitantes podrán recorrer las plantaciones de maíz, naranja, limón, toronja y aguacate y apicultura (crianza de abejas).

Además de visitar las presas Vicente Guerrero y Real de Borbón y la playa La Pesca, en Soto la Marina, donde se encuentran peces como huachinango, robalo, jurel, peto, pámpano, cherna, cazón, negrilla y mariscos, ideales para deliciosos platillos.

En Ciudad Victoria, resaltan sus gorditas de masa de maíz, rellenas de guisos como asado de puerco, picadillo, salsa verde, machacado, nopales, queso panela y muchos más que se disfrutan en el desayuno, así como el asado de puerco, cabrito en salsa y frijoles charros con cueritos de cerdo.

En el Altiplano tamaulipeco, resaltan platillos elaborados a base del nopal, ingrediente indispensable en caldos, sopas, ensaladas o guisados.

En esta zona también abunda la planta de sotol, que en su interior se puede fermentar su jugo para hacer una bebida alcohólica y su flor, conocida como chocha puede hervirse para su consumo.

En el Pueblo Mágico de Tula, para los visitantes es casi obligación probar sus enchiladas tultecas, preparadas con tortillas rojas, papas guisadas con zanahoria y chorizo, cubiertas de cebolla, tomate y lechuga y de postre, nieve artesanal, que se elabora con pitaya, tuna, garambullo, dátil, entre otros exóticos ingredientes.

Mientras que en la región Valle de San Fernando se ubica la Laguna Madre, donde desembocan varios ríos ideales para la pesca deportiva, donde se encuentran la jaiba, camarón, catán, lisa o lenguado para prepararse en sopas, tortas, asados o fritos.

Aunque también destaca su carne asada, el machacado y el cabrito. Ya que cuenta con ranchos cinegéticos, es común encontrar especies como venado cola, blanca, conejo, paloma de ala blanca, gansos y patos.

En la zona Norte los visitantes podrán encontrar platillos a base de carne como asada, cabrito al pastor, borrego en ataúd, cortadillo, discada y la carne seca, entre otros.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40