Cultura

Compartir

Becán, sitio de interés arqueológico en Campeche

En el kilómetro 145 de la carretera Escárcega-Chetumal, municipio de Calakmul, se encuentra el atractivo turístico de Becán

“Su nombre en maya significa Barranca formada por agua, quizá por el foso seco que rodea los principales conjuntos arquitectónicos del lugar. Su ocupación se da en el Preclásico tardío y su apogeo, durante el periodo Clásico. Su decadencia llega en el Posclásico tardío”, de acuerdo con información de la Secretaría de Turismo estatal.

Becán es clasificado por algunos investigadores como la capital regional de una de las áreas arquitectónicas más importantes del estado de Campeche comprendida en la región del río Bec, indica el sitio de la dependencia estatal.

Refiere que esta área fue descubierta en 1934, cuando Karl Ruppert y John Denison elaboraron sus primeros reportes durante un recorrido por el sur de la península de Yucatán y registraron sitios precolombinos para el Carnegie de Washington.

Las evidencias de ocupación humana en Becán se remontan al año 600 a.C., sin embargo, su época de mayor prosperidad fue entre los años 600 y 1000 de nuestra era, cuando esta ciudad cobró un papel de capital regional, debido a su ubicación estratégica en el centro de la península de Yucatán, señala.

El acceso a la urbe tenía siete entradas, tres al norte, una al poniente, dos al sur y una al oriente, esta última es la entrada actual al sitio. El área está rodeada por un foso y en ella se levantan edificios de arquitectura monumental alrededor de plazas.

En la Plaza del Este se encuentra la imponente Estructura I, con sus dos macizas torres laterales; la Estructura II, en el lado poniente y las Estructuras III y IV, ambas con una escalinata central.

La Plaza Central queda abierta en dos sectores y está rodeada por las Estructuras VIII y IX, la construcción más elevada del sitio de 32 metros, y la Estructura X, donde se conservan restos de estuco de un mascarón. La Plaza Poniente, por su parte, está delimitada en un extremo por el Juego de Pelota.

Fuera del área rodeada por el foso existe una gran cantidad de construcciones menores que sirvieron como graneros, santuarios y terrazas agrícolas, para la población que sustentaba a la dinastía gobernante de Becán.

Lo más relevante del sitio es el foso, único en el área maya, que para algunos investigadores es testimonio de su actividad bélica entre esta y otras ciudades de la región, o simplemente una división espacial entre las clases sociales, pues en el área interior se levantan los edificios de arquitectura monumental reservada para la élite.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40