Cultura

Compartir

Puerto Candelaria hará estallar su cumbia rebelde en el Cervantino

Con una propuesta musical innovadora e incatalogable, la banda colombiana Puerto Candelaria formará parte de la programación del 44 Festival Internacional Cervantino

En entrevista con Notimex, el director y pianista de la agrupación, Juancho Valencia habló de sus presentaciones en México pero también de la satisfacción que como colombianos les deja que finalmente se haya alcanzado la paz en su país, tras más de 50 años de lucha guerrillera.

“Nosotros somos parte de la comunidad colombiana, de la gente que cree en el cambio y también en la responsabilidad que tenemos como sociedad de enfrentar el reto que es la paz”, dijo.

Recordó que el conjunto ha sido un luchador de la vida por encima de cualquier cosa y al ser originarios de la ciudad de Medellín ellos mismos, un poco en broma, se dicen sobrevivientes de la guerra que hubo con el narcotráfico.

En su opinión, esos conflictos “han fortalecido nuestra cultura y nuestra música de una manera muy inteligente, han definido la crítica, nuestras posiciones de lucha y, lo más importante, que la felicidad, el humor y el baile fueron las herramientas que utilizamos como sociedad para salir de un momento muy oscuro”.

“Con el corazón lleno de esperanza y amor, nuestras canciones que han jugado con la guerra y todas estas desgracias desde el humor y la reflexión, se vuelven más vitales y reales”, apuntó.

Con 16 años de existencia, Puerto Candelaria está conformada también por Eduardo González (voz y bajo); Magalay Alzate (voz); José Tobón (saxofón), Cristian Ríos (trombón) y Didier Martínez (percusiones).

Con esa alineación han recorrido gran parte de los continentes “llevando un pedacito de Colombia y Latinoamérica a otras latitudes”, describió Valencia, tras asegurar que en su visita a México desbordarán la pasión pura de la cumbia, haciendo brotar el festejo, la alegría y el movimiento: el sentimiento popular.

Recordó que la cumbia rebelde, como denominador de su estilo, es una cumbia rock que cruza las fronteras de la música de las canciones y llega a un concepto más elaborado: un gran espectáculo musical lleno de baile y actuación.

Puerto Candelaria, explicó, es una “muestra muy extraña de letras y música que está hecha para divertir y bailar, además de transmitir un mensaje profundo desde el juego”, con una percepción interesante para el público que la escucha.

Las letras de la banda hablan de amor y desamor, pero también de lo que les genera risa, angustias y tristezas como latinos, vistas siempre del lado amable, incluso aquellas que versan sobre críticas sociales o políticas, aseguró.

“Lo más importante es el mensaje de alegría que, sin importar las dificultades que nos ha tocado vivir como latinos, derivan en ideas como compartir con otra persona y divertirnos”.

Culturalmente, dijo, México y Colombia son muy parecidos, por ello ha sucedido un intercambio musical durante más de un siglo, percibido en géneros como la cumbia, la música de mariachi y ranchera, que crean una conexión con el público mexicano.

Por eso, tanto para el Festival Cervantino como para su función en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris” el 9 de octubre, prepararon una explosión musical integrada por un repertorio con piezas nuevas y éxitos tales como “Cumbia rebelde”, llena de rock, jazz y sonido colombiano; “Amor y deudas”, convertido en un himno cómico del despecho y el desamor que irónicamente está basado en ritmo de ranchero, y su más reciente tema “Amor fingido”.

De acuerdo con sus promotores, Puerto Candelaria es una de las figuras más representativas de Colombia, ha visitado alrededor de 80 ciudades en el mundo y cuentan con cinco producciones discográficas.

Juancho Valencia, director musical, es productor, compositor y arreglista de agrupaciones como Calle 13, Miranda, Oscar DLeón, entre otros.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40