Cultura

Compartir

Presentan Cubo Transitable de Teodoro González de León en Museo Tamayo

La pieza combina plástica y arquitectura del creador mexicano

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México presentaron anoche la escultura efímera "Cubo transitable de 6 metros. Formado por seis triángulos egipcios conectados por 12 tubos", del arquitecto Teodoro González de León (1926-2016), en el Museo Tamayo Arte Contemporáneo.

La monumental pieza fue diseñada por el creador mexicano, con motivo de las celebraciones por sus 90 años, que se cumplieron en mayo pasado, en ocasión con la que se organizó un Homenaje Nacional, para reconocer la vida, obra y aportaciones artísticas de uno de los arquitectos más notables y prolíficos en México de mediados del siglo XX y hasta hoy.

La directora del INBA, María Cristina García Cepeda, mencionó que se trata de una escultura en la que el público podrá transitar y experimentar las impresiones y emociones que Teodoro González de León deseó compartir.

Se trata dijo, de un ejercicio, de un testimonio de su ingenio y sensibilidad, de talento y dotes creativas.

Dijo que es una pieza con motivo de los 90 años del arquitecto, y recordó que cuando "fuimos a verlo, platicamos de varios proyectos y que más allá de la arquitectura y otros trabajos, le propusimos elaborara una pieza en la que mostrara su lado plástico.

"Me dijo: déjeme pensarlo. Y a los dos días me llamó muy entusiasmado y me dijo: Maraki me has puesto realmente a pensar y estoy entusiasmado y hare una obra escultórica para que sea expuesta en el Museo Tamayo", dijo la titular del INBA, quien reveló que desde ese instante el artista comenzó a trabajar en su próxima creación.

"Nos decía que haría una escultura transitable y disfrutable, que el público la sienta; y no me imaginaba, todo lo vimos en bocetos, en trazos; él parecía un niño chiquito entusiasmado con un nuevo juguete", refirió.

El proyecto escultórico consiste en un cubo de grandes dimensiones (6x6x6 metros) fabricado en madera de pino y tubos de acero, conformado por seis triángulos egipcios.

Los dos grupos de tres triángulos de unen entre sí a través de 12 tubos de acero, apoyados en seis nodos de la hipotenusa, que dan forma a un paraboloide hiperbólico, el cual otorga la sensación de un túnel, el que podrá ser recorrido por el público.

La pieza se apoya en una base de dos triángulos de cristal, uno rojo y otro negro, los cuales, como un espejo, reflejan el espacio interior de la escultura.

Según el INBA, la proyección, el diseño y la construcción de la pieza resultó un reto desde el punto de vista arquitectónico y de ingeniería, con el fin de lograr la estabilidad de las armaduras en posición angulada y que pudieran unirse entre sí.

La experiencia y los conocimientos de Teodoro González de León, le permitieron explorar formas nuevas que facilitaron de manera lúdica, materializar el proyecto.

Para el secretario de Cultura capitalino, Eduardo Vázquez Martín, el cubo está llamado a ser un icono de la ciudad y agregó que tendrá una vida de peregrinaje, pues de este museo (Tamayo Arte Contemporáneo) "se trasladará al de la Ciudad de México y estamos trabajando para que encuentre una casa o recinto en la ciudad, de manera que los habitantes la reconozcan y forme parte de ese universo Teodoro González de León".

La obra estará expuesta hasta el próximo 30 de octubre y estará acompañada por una serie de actividades: visitas guiadas, recorridos por edificios del arquitecto homenajeado y talleres para todo el público.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40